Ser totalero, la medida más inteligente con tarjetas de crédito

Vive mejor

Me encanta empezar la semana con buenas noticias. Según cifras del Banco de México (Banxico) en el último año el número de tarjetas se incrementó 9.8%, en tanto que los 'totaleros' pasaron de 38.9% a 41.7% del total de tarjetahabientes.

Estas son excelentes cifras considerando que en los últimos años nuestro país se ha caracterizado por ser de excelentes consumidores, pero pésimos pagadores o ahorradores y dado que la tarjeta de crédito es uno de los medios de financiamiento más caros, es muy importante que los usuarios hagan uso inteligente de ellas.

Los clientes 'totaleros' son aquellos que liquidan el saldo de la tarjeta de crédito al corte de mes. Se trata de consumidores que aprovechan de manera inteligente los meses sin intereses y en muchos casos pagan el total de lo que compraron antes de que se venza el plazo al que realizaron su compra.

Según Banxico la mitad de los préstamos se otorgaron a tasas menores o iguales a 22.8%, lo que representa una reducción de 1.2 puntos porcentuales frente a 2011, cuando la mitad de la cartera se concedió a réditos iguales o menores a 24%. Lo anterior se explica por el alza del saldo de totaleros y préstamos que se asignaron en promociones.

Ahora bien, la importancia de ser totalero radica en que se consiguen mejores tasas que aquellos clientes que no lo son. El año pasado la tasa de interés promedio ponderada, para los no totaleros, pasó de 30.1 a 29.8%.

Fuente

La foto le pertenece a Nestor Carrasco L

Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.