Cómo mejorar tu historial crediticio

Vive mejor

Es de humanos equivocarse, pero también es de humanos corregir estos errores a tiempo. Aunque la mayoría de nosotros ha tenido alguna vez un mal historial crediticio en su haber, pocos son los que deciden tomar al toro por los cuernos y corregir esta situación.

Recuerda que en el momento en que solicitas un crédito a una institución financiera o departamental, o al contratar un servicio como telefonía celular, cable, e incluso al pagar impuestos estás generando un historial crediticio que las empresas pueden checar a través de las Sociedades de Información Crediticia (mejor conocidas como Burós de crédito) para decidir si eres un buen prospecto para un crédito o para ser aval.

Si tienes un buen historial eres candidato ideal para obtener préstamos a intereses más favorables, rentar una casa o departamento y contratar financiamientos para estudiar sin dificultades. En caso contrario las solicitudes de crédito que realices son rechazadas.

Ahora bien, cambiar un tache por una palomita en tu historial depende única y exclusivamente de ti. Si eres consiente de que en tu haber existe una deuda en tu historial es momento de mejorar o sanar tu expediente siguiendo 5 pasos básicos:

1. Consulta tu historial: En nuestro país existen dos Sociedades de Información Crediticia encargadas de registrar tu comportamiento financiero, así que lo más recomendable es consultar tu historial tanto en el Círculo de Crédito, como en el Buró de Crédito. Es la única forma de conocer la gravedad de tu situación.

2. Paga a tiempo tus deudas: Cumplir con los pagos puntuales de tus créditos es un factor primordial para tu calificación. Cuando una persona paga a tiempo sus deudas, demuestra a los prestamistas que es un consumidor responsable con sus finanzas.

3. Aclara a tiempo errores o inexactitudes: Aclara cualquier duda que tengas sobre los créditos que figuren en tu historial, pues hay casos en los que una persona pudo haber sido víctima de robo de identidad y descubren que se solicitaron créditos a su nombre.

4. No firmes créditos que no puedes pagar: No gastar más de lo que ganas es una regla básica para no endeudarte sin sentido. Parece básico, pero lo cierto es que a las personas les cuesta mucho trabajo apegarse a un presupuesto familiar y administrar de forma adecuada sus finanzas personales.

Fuente

La foto le pertenece a pubicdomainphotos

Círculo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.