¿Debo traspasar mi crédito hipotecario?

Haz patrimonio

Es una práctica muy común que cuando una persona ya no puede seguir pagando su crédito hipotecario decida traspasarlo. Lo más común es que realice la venta del inmueble, que al mismo tiempo sirve de garantía al crédito hipotecario, y con el producto de la venta se liquida el 100% del total del adeudo.

Sin embargo también existe otra forma de realizar el traspaso, en la cual se ceden las obligaciones y derechos del crédito, así como la propiedad de la garantía que respalda el crédito a cambio de cierta cantidad de dinero.

En este caso cerciórate de que la persona a la que le traspases la propiedad sea de confiar, porque podría darse el caso de que esta persona no le pague al banco, lo cual afectará enormemente tu historial crediticio.

Asegúrate de que todos los trámites que realices sean a través de un profesional certificado, como es el caso de las notarias debidamente establecidas. No corras riesgos.

Si tú estás pensado en realizar un traspaso, es muy recomendable realizar un avalúo de tu vivienda para que conozcas el valor real y promuevas su venta.

La recomendación es hacer el traspaso utilizando la primera opción, es decir; vender el inmueble, terminar de pagar tú tu deuda y que sea el nuevo dueño quien se encargue de una nueva hipoteca.

Antes de hacer cualquier movimiento es mejor asesorarte con los especialistas, los bancos ofrecen opciones para traspasar el adeudo a los nuevos adquirientes, sin caer en ningún riesgo.

Infórmate también en torno a lo que debes saber antes de firmar un crédito hipotecario. 

Fuente

La foto le pertenece a Images_of_Money

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.