Evita que tus deudas se vuelvan inmanejables

Cómo salir de deudas

La mayor trampa de los usuarios de tarjeta de crédito son las compras a meses sin intereses y el famoso 'compre ahora y pague después'. Estas promociones nos hacen deslizar la tarjeta con tanta facilidad que pocas veces reparamos en la suma total de la deuda que estamos adquiriendo.

Luego cuando llega el plazo de pagar nuestro estado de cuenta se encarga de mostrarnos la realidad. Excedimos nuestro límite de capacidad de pago y no hay vuelta atrás.

No permitas que esto te pase.

Todo es cuestión de administración: Si decides aprovechar ofertas es porque deseas ahorrar o bien porque no tienes tanto efectivo como para pagar tus bienes en un solo pago; entonces aprovecha los 'pagos pequeños' para no ahorcar tus finanzas. Considera la mensualidad como parte de tus gastos y si notas que justo cuando llega la quincena ya no te alcanza, entonces es momento de recortar los gastos para hacer frente a tu deuda.

Considera que cualquier cargo a meses sin intereses que no se cubra de manera puntual se convierte en un adeudo con intereses que crecerá conforme más se atrase el pago. Los meses sin intereses te convienen siempre y cuando pagues puntualmente las mensualidades.

Si ya estás en el punto en que no puedes hacer frente a tu mensualidad, pero no te hace falta tanto para completarla, una venta de garaje física o por Internet puede ayudarte a lidiar con los primeros pagos de tus mensualidades y darte espacio para hacer un plan de pagos para acabar con tus deudas.

Guarda tus tarjetas. Parece contradictorio, pero la mayoría de las personas con deudas suelen realizar más compras para 'sentirse mejor'. Guarda tu tarjeta bajo llave o bien dile a alguien más (de tu entera confianza) que la guarde por ti y no la vuelvas a utilizar hasta que hayas terminado por completo con tus deudas anteriores.

Fuente

La foto le pertenece a KAZVorpal

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.