No seas parte de la estadística y controla tus deudas

Vive mejor

La UNAM acaba de revelar cifras alarmantes. De acuerdo con la máxima casa de estudios de México, este año las familias tienen comprometido 35% de sus ingresos para pagar financiamientos adquiridos con anticipación.

El boletín mensual Momento Económico del IIEc (Instituto de Investigaciones Económicas) de la UNAM alertó también que a estas deudas, los consumidores nos habremos de enfrentar al alza en los precios de algunos productos alimenticios y servicios, por lo que se augura un difícil primer semestre para este 2012.

Pues mientras los incrementos de algunos productos y servicios oscilarán entre 10% y 40%, el salario apenas incrementó 4.2%, es decir 2.41 pesos.

La UNAM calcula que 16.7 millones de mexicanos enfrentarán una complicada situación económica, sobre todo aquellos que tienen ingresos de entre uno y dos salarios mínimos.

Las estadísticas no son nada alentadoras y así lo demostró la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2010 (ENIGH) del Inegi. El organismo dio a conocer que de los gastos que se realizan en el país, 18% se destina al pago de hipotecas, depósitos en tandas, cajas de ahorro, préstamos a terceros, pagos por tarjetas de crédito o departamentales.

Estas cifras demuestran que existe una tendencia generalizada a endeudarse a la menor provocación, sin pensar en las consecuencias económicas que se pueden presentar después.

Como ejemplo, cabe mencionar que a finales de 2011 los préstamos al consumo (sobre todo en tarjetas de crédito) representaron el 23% del total del crédito bancario.

Continuar con esta tendencia de consumo sólo implicará la pérdida de nuestra estabilidad financiera, e incluso llevarte a la banca rota.

Fuente

La foto le pertenece a ciscai

Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.