Bájate del auto, súbete a la bici

Vive mejor

Uno de los gastos más grandes a los que nos enfrentamos todos los días (además del café) es la gasolina o el pasaje del transporte público para llegar hasta nuestro trabajo o escuela.

En promedio al mes gastamos entre 500 y 1,000 pesos, eso sin contar las salidas al súper, al cine, etc., lo que significa que al año estamos 'desperdiciando' por lo menos 12,000 pesos en transporte.

Utilizo el término desperdiciar porque existen alternativas en nuestra ciudad para no gastar ese dinero o por lo menos ahorrar parte de él, sustituyendo nuestros medios de transporte habituales por otro menos sofisticado, pero al mismo tiempo más práctico, económico y menos contaminante: LA BICICLETA.

El uso de la bicicleta además de ahorrarte dinero, también te libra de empujones en el transporte público o del tráfico en el caso de los autos. Si bien es cierto que en nuestro país la cultura del respeto hacia el ciclista todavía está en pañales, afortunadamente cada vez son más las personas que han decidido salir a las calles en ruedas 'obligando' a los automovilistas a respetar sus espacios.

Mujeres en tacones y hombres en traje han desmitificado la idea de que transportarse en bici es incómodo. Todo es cuestión de instalar una canastilla al frente de tu vehículo de dos ruedas, para que puedas llevar tus cosas cómodamente.

No todos tienen la fortuna de trabajar cerca de su casa, pero el uso de la bicicleta bien puede funcionarte para ir a la tienda, al súper, a la farmacia o a dónde sea que tengas que ir y que requiera de gastar gasolina.

Incorporar el uso de la bicicleta a tu vida diaria sólo requiere de voluntad y dejar de poner excusas de por qué no se puede.

Fuente

La foto le pertenece a Visentico/Sento

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.