Habilidades que nuestros hijos deberían desarrollar

Tu hogar

Muchos de nosotros desearíamos que nuestros padres nos hubieran preparado para enfrentar todo lo que implicó la entrada al siglo XXI. La competencia, la tecnología, los problemas financieros, etc. El problema es que ni ellos estaban preparados para enfrentar tantos cambios.

Hoy los que somos padres tenemos la responsabilidad de preparar a nuestros hijos para los cambios que se seguirán presentando, aún cuando el mundo para nosotros sean tan impredecible y desconocido como lo fue para nuestros padres.

No voy a entrar en detalles sobre los métodos, porque ellos dependen de cada padre, pero sí quiero compartir con ustedes algunas ideas que considero los niños deben aprender para que les prepare para cualquier mundo que les espere en el futuro.

1. Hacer preguntas. Cuestionar es importante para la vida. Las personas que tienen el valor de hacer preguntas en la escuela, en el trabajo y en la vida diaria aprenden muchas más cosas que el resto.

2. Solución de problemas. Si un niño es capaz de resolver pequeños problemas como abrir un frasco sin que tú lo hagas por él, tomar un banco para alcanzar las repisas altas, amarrar sus propias agujetas, etc., cuando sea adulto será capaz de resolver cualquier problema. Con el tiempo, tu hijo desarrollará la confianza en sus habilidades de resolución de problemas, y entonces nada lo podrá detener.

3. Trabajo por proyectos. Desde pequeños deben tener proyectos en su vida, ya sea hacer un títere solos o construir una guarida para sus juguetes. Trabajar en proyectos con tu hijo le enseñará a trabajar en equipo, pero al mismo tiempo a ganar confianza en sus conocimientos.

4. Encontrar la pasión. Lo que me impulsa a una persona para alcanzar sus objetivos, no son la disciplina, la motivación o la recompensa si no la pasión. Ayuda a tus hijos encontrar las cosas que les apasionan, no los desalientes y por el contrario anímalos.

5. Independencia. Los niños deben ser enseñados a hacer cada vez más por su propia cuenta. Poco a poco, por supuesto. Enséñales cómo hacerlo y después deja que cometan sus propios errores. Una vez que aprendan a ser independientes, sabrán que no es necesario un maestro, un padre o un jefe que les diga qué hacer.

6. Ser feliz por su propia cuenta. Demasiados padres miman a sus hijos en exceso y no los dejan estar solos bajo ninguna circunstancia, por lo que cuando el niño crece él no sabe cómo ser feliz estando sólo y de inmediato se ve envuelto en relaciones de novios o amigos que no siempre les benefician. Son capacdes de pasar por encima de ellos mismos con tal no estar solos. Pero si un niño aprende desde muy temprana edad a que él puede ser feliz haciendo cosas solo, nunca dependerá de nadie para ser feliz.

7. Compasión. Esta es una de las habilidades más importantes de la vida. Enseña a tus hijos a cuidar a otras personas además de ellos mismos, esto los hará más nobles y humanos.

8. Tolerancia. Enseña a tus hijos a reconocer las diferencias, pero también a respetarlas. Exponer a tus hijos a personas de todas clases, razas y sexualidad diferente les enseñará que la variedad es lo que hace la vida más bella.

9. Lidiar con el cambio. Creo que esta será una de las habilidades más esenciales en la vida de cualquiera, ya que el mundo siempre está cambiando y ser capaz de aceptar el cambio es lo único que te da ventaja competitiva sobre los demás. Esta es una habilidad que nunca dejamos de trabajar a lo largo de la vida, así que aprenderla desde pequeños es lo mejor que les puede pasar.

Fuente

La foto le pertenece a impetus2

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.