En salud ahorra previniendo

Vive mejor

Esta mañana, mientras hacía algunas compras, escuché una de las conversaciones que más me han impactado en los últimos meses. Dos señoras comentaban sobre lo injustas que son las casas de empeño y de lo poco que se compadecen de la necesidad de la gente.

La más joven recordaba con angustia que cuando su hija había dado a luz, su familia había tenido que empeñar hasta la televisión porque en el empeño les prestaban 'muy poquito' por las cosas que llevaron.

Como para no quedarse atrás, la otra mujer puso de ejemplo que por un celular que en pagos había costado algo así como 5, 000 pesos, cuando tuvieron que empeñarlo sólo les habían prestado 1,200.

La plática continuó por largo rato, hasta que yo terminé mis compras y me retiré del lugar.

Mi asombro, como el de muchos espero, es que aún cuando la familia de la primera mujer tuvo 9 largos meses para ahorrar el costo de un parto; no fue si no hasta el último momento en el que tuvieron que echar mano del empeño para poder salir de la 'emergencia'.

Qué pasaría entonces si alguien de esa misma familia enfermara de gravedad, qué tendrían que hacer para cubrir los gastos. Enfermarse es caro y si no se cuenta con los medios para cubrir los gastos, lo puede ser aún más.

Toda esta historia me hizo reflexionar sobre la importancia de tomar medidas de prevención, para nosotras y nuestros hijos, y así evitar desde pequeños resfriados hasta enfermedades crónicas.

La prevención en temas de salud tiene que ver normalmente con hábitos de alimentación y limpieza, los cuales no nos cuestan dinero extra. Por poner algunos ejemplos: lavarse las manos con frecuencia y llevar siempre un limpiador antibacterial para las manos en la bolsa o mochila, nos puede ayudar a prevenir enfermedades e infecciones estomacales que a muchos han llevado al hospital.

Una alimentación balanceada y evitar en la medida de lo posible el estrés ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y evitar enfermedades como colitis, gastritis y desordenes del sistema digestivo.

El simple hecho de dormir bien y caminar 30 minutos diarios nos ayuda a relajarnos y no padecer migrañas. Comer frutas y abrigarnos adecuadamente es la mejor forma de evitar resfriados.

Maneras de prevenir hay muchas y en cuestiones de salud siempre será mejor, porque además siempre será más barato que pagar un parto.

Fuente

La foto le pertenece a Jose Goulao

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.