Privacidad o disponibilidad, las alternativas en Internet

Vive mejor

Entre más información tuya esté disponible en línea, se puede proteger mejor a los usuarios del fraude, asegura Paul Rubin, profesor de la Unversidad Emory.

Las afirmaciones de este profesor resultan interesantes dado que en los últimas días el debate de la seguridad en la red se ha puesto otra vez sobre la mesa, por los cambios que Google ha anunciado en sus políticas de privacidad.

Así, mientras unos aseguran que la compañía tendrá más información de la que debe y que será imposible tener control de nuestra información en línea, este economista y profesor asegura que perder la privacidad también puede tener sus beneficios.

A cambio de sus datos, dice, los usuarios reciben un internet libre y útil.

Asegura que el robo y el fraude de identidad se evitarían teniendo más información de las personas a la mano (en la red).

'Las personas tienen la idea de que si algo se sabe sobre ellas en internet, entonces alguien lo sabe', dice Rubin; sin embargo hace énfasis en que 'las encargadas de clasificar' toda la información son las computadoras y no los individuos.

Sin embargo, expertos en privacidad se preocupan de que los riesgos de tener demasiada información personal en la web sean mucho mayores que los posibles beneficios.

Qué tanto debemos revelar de nosotros mismos en Internet y qué tanto debemos guardar para evitar ser víctimas de posibles fraudes. Las respuestas son encontradas y cada postura parece tener argumentos válidos, de tal modo que la última decisión la dejan caer sobre el propio usuario.

Fuente

La foto le pertenece a o5com

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.