Si te vas...¿cómo dejas tus papeles?

Vive mejor

Nos guste o no, la muerte es lo único seguro que tenemos en esta vida. Planear en vida el destino de los fondos de nuestra o nuestras cuentas bancarias debería ser una prioridad, sin embargo no es así.

Mi consejo en estos casos siempre es designar uno o varios beneficiarios de tus bienes. Estos beneficios son las personas ante las cuales una entidad financiera se obliga a cumplir una prestación establecida en el contrato que celebró con su cliente, es decir tú.

En los bancos se puede designar como beneficiario a cualquier persona física o moral. Es importante aclarar que si se trata de un menor de edad, deberá existir una persona que se haga cargo del manejo de los bienes del menor hasta que éste sea mayor de edad.

Los beneficiarios serán designados por el titular de la cuenta en el contrato que firma con el banco al momento de abrir una cuenta. Sin embargo, el titular puede en cualquier momento modificar los porcentajes establecidos para cada beneficiario, así como nombrar nuevos o quitar a aquellos que había establecido como tales, a lo cual se le llama revocación de beneficiarios.

Debes asegurarte de que en el contrato celebrado con el banco, establezcas perfectamente los porcentajes que serán entregados a cada una de las personas que designes como beneficiarios. Para poder retirar el dinero de estas cuentas, el o los beneficiarios deben comprobar plenamente que el titular de la cuenta ha fallecido.

Ahora bien, en caso de que no hayas designado a tus beneficiarios se deberá iniciar un juicio llamado sucesión legítima, en el que un juez dictará una sentencia indicándole al banco quienes son los herederos legítimos del titular de la cuenta para que les entregue el restante de las cantidades que se encuentran aún depositadas en la cuenta, de acuerdo a lo que a cada uno por sucesión legítima le corresponda.

En el caso de los seguros, es muy importante que te informes adecuadamente sobre como designar a tus beneficiarios y que te expliquen correctamente que pasa si no haces la designación de los beneficiarios o si ésta se realiza de manera incorrecta. Recuerda que la empresa aseguradora pagará la suma asegurada que se especifique en el contrato de seguro, a aquella o aquellas personas que hayan sido designadas como beneficiarios por el asegurado.

Es importante que sepas que para el cobro de la indemnización, en el caso de que no designes beneficiarios en tu póliza y no hayas otorgado tu testamento, tus herederos deberán iniciar un procedimiento legal llamado sucesión legítima, en donde un Juez designará a los beneficiarios que tendrán derecho a recibir la indemnización del seguro.

En cuanto a planes del ahorro para el retiro, también es muy importante que te informes adecuadamente sobre como designar a tus Beneficiarios, las disposiciones de carácter general aplicables a los retiros programados establecen como Beneficiarios, en singular o plural, a aquellos que en términos de las Leyes de Seguridad Social tengan derecho a solicitar una pensión o, en su caso, a retirar los recursos de la Cuenta de Pensión en caso de fallecimiento del Pensionado titular de la Cuenta, así como aquellas personas que tengan algún parentesco con el fallecido, en términos de la legislación civil.

Fuente

La foto le pertenece a

Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.