El lenguaje del dinero

Vive mejor

El poder de las palabras es innegable. Todo lo que sale por nuestra boca es transformado en decreto y tiene un efecto de imán para nuestras vidas. Positivas y negativas, las palabras que a menudo repetimos terminan convirtiéndose en hechos contundentes e irrefutables.

Observa la manera en la que hablas del dinero, de cómo lo usas y de la energía que envías cada que lo gastas. Eres agradecido con lo que tienes o siempre estás deseando lo que no tienes. Todos tenemos el libre albedrío de cómo utilizamos nuestros pensamientos, creencias y nuestro lenguaje, ejerzámoslo para nuestro beneficio.

Como siempre lo hemos dicho aquí, el dinero es solo una herramienta para alcanzar nuestros fines, no es el centro del universo y por lo tanto nosotros tenemos el control.

Esto mismo argumenta la coach de dinero, Aurora Medina. Para ella nuestras palabras son la expresión del pensamiento y con esta combinación activamos la ley de manifestación, para nuestro beneficio o perjuicio.

Medina analizó algunas de las expresiones que normalmente usamos sin ser conscientes de cómo lo hacemos y el perjuicio que pueden tener en nuestra contra.

Ganarse la vida: La vida ya la ganamos y la estamos viviendo, si no, no estaríamos aquí. Usar esta frase es como que estamos en deuda con alguien y cuando estamos en deuda, ya estamos en números rojos, algo nada bueno para una vida próspera. Una cosa es estar agradecidos por la vida y otra muy diferente estar en deuda.

¿Cuánto cuesta?: cada que queremos comprar algo, siempre solemos preguntar esto. Analicemos. Una cuesta es un terreno en pendiente. Cuando algo cuesta es difícil alcanzarlo y al utilizar esta frase para referirnos al valor de algo que queremos comprar nuestro cerebro lo traduce en que nos es difícil gastar el dinero en lugar de dejarlo fluir o circular con libertad para que regrese con facilidad.

Me lo gasto: cuando algo se gasta se acaba. Esta frase refuerza la creencia de que el dinero es escaso que no hay suficiente para todas y todos. Nos hace sentir temor de hacer pagos que generalmente nos brindan algún tipo de bienestar ya sea temporal o permanente.

No hay dinero o estamos en crisis: este es el eterno mantra de los mexicanos. Repetir esta frase hasta el cansancio es que lo estamos afirmando y es obvio entonces que nunca tendremos dinero. Además, aún la gente que sí tiene dinero suele utilizar esta frase todo el tiempo, esto significa que no tiene agradecimiento por lo ya recibido.

¿Interesante no?... y tú, qué frases utilizas para referirte al dinero.

Fuente

La foto le pertenece aterratv

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.