Hasta los muertos son objeto de robo de identidad

Vive mejor

Tal parece que los delincuentes están empeñados en terminar con todo tipo de tradiciones e ideas preconcebidas, como la creencia de que con la muerte llega el descanso eterno. La identidad de alguien que ha muerto se está convirtiendo en un objetivo irresistible para los ladrones y la muerte ayuda a comprarlos tiempo antes de que puedan quedar atrapados.

Los obituarios se están convirtiendo en importantes fuentes de información para poder robar identidades. Y claro que aunque el fallecido no tiene que preocuparse por mantener su buena calificación crediticia, la carga emocional de los delitos causan estrés excesivo en la familia.

El cónyuge de una persona fallecida en particular puede tener serios problemas si las cuentas afectadas son cuentas conjuntas.

El problema más grave es que a los estafadores no les basta con comprar o pedir créditos en nombre de una persona fallecida, sino que además utilizan esa falsa identidad a largo plazo para escapar de los problemas de inmigración o jurídicos. Asumen la identidad de una persona fallecida y pueden vivir durante años con ese nombre antes de que nadie se entere.

Algunas medidas que puedes implementar para ayudar a minimizar la posibilidad de robo de identidad de un miembro difunto de la familia son:

No des demasiada información en las esquelas que desees publicar en un periódico.

Notifica de la muerte a todas las instituciones donde el difunto tenía créditos.

Si descubres indicios de robo de identidad o cualquier tipo de fraude de un familiar fallecido, notifica inmediatamente a la policía y presenta una denuncia.

La foto le pertenece a Danis Mueller


Más información

Recomendaciones para evitar el robo de identidad

Revisa si tu cuenta está en riesgo por hackers

¿Será más difícil cuidar nuestra identidad en el futuro?

Encuesta demuestra que la gente no se protege  contra robo de identidad

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.