La formula del éxito del empleo es no pensar como empleado

Haz patrimonio

Alcanzar el éxito en tu trabajo implica mucho más que estar bien preparado o contar con decenas de diplomas colgados de tu pared, es necesario que amplíes tu criterio y abras tu mente para poner en práctica los tips que a continuación te propongo.

Jamás pienses que la empresa te debe algo. La mayoría de los empleados piensan que de una u otra forma la empresa está en deuda con ellos; ya sea por los años que lleva ahí o por el tiempo extra que dedica al trabajo. La realidad es que las empresas rara vez tienen en cuenta estos hechos, de tal forma que seguir creyendo que tus patrones te deben algo es la mejor manera de sufrir la desilusión de tu vida cuando llegue el momento de la liquidación o un despido.

Aléjate de la zona de confort. Existe una relación directa e inversa entre el nivel de comodidad de una persona y su capacidad creativa. La creación suele darse en la incomodidad, en la imposibilidad, en la carencia. Muchas personas tienen miedo de dejar su trabajo para aventurarse a un negocio propio, prefieren tener asegurado un sueldo mensual, aguinaldo y vacaciones, a probar suerte en una idea propia.

Aprovecha lo que sabes. Deja de quejarte por lo que tu empresa hace mal; si crees que tú lo podrías hacer mejor sólo hazlo. Pon tu propio negocio o propón soluciones y mejoras a tu área.

Olvídate la indemnización, jubilación, etc. Muchas personas viven pensando en cuánto tiempo más tendrán que trabajar para que los jubilen con X cantidad de dinero; esta es una mentalidad de empleado. Enfócate en elaborar un plan que te permita seguir generando ingresos aún cuando estés retirado; esta es una mentalidad de emprendedor.

La clave para abandonar la mentalidad de empleado es aventurarse, es arriesgarse. Los ganadores terminan siendo siempre los que corren riesgos.

Fuente

La foto le pertenece a Ferminius

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.