Cambia ahora y el mundo será mejor

Vive mejor

Reconozco que uno de mis momentos favoritos, de la recta final del año, es cuando hago un balance emocional de lo sucedido durante esos 12 meses; y luego, sin importar cuál haya sido el resultado, me gusta agradecer.

Agradecer por lo sucedido y dar vuelta a la página es una forma de programar nuestra mente para nuevas metas, dejando atrás nuestros propios errores y avanzando sólo con el aprendizaje. Claro que para lograr esto debemos empezar por aprender a 'no quejarnos' por todo.

Aunque quejarse es algo innato del ser humano, rara vez nos resulta útil y nunca resuelve un problema.

Dejar de quejarnos no es fácil tampoco, pero ¡es posible! Si nos enfocamos en tratar de encontrar soluciones.

El primer paso es cambiar tu manera de pensar. La verdad es que es más fácil decirlo que hacerlo, pero tampoco es imposible. Nuestras mentes tienden a gravitar hacia pensamientos negativos. Para dejar pararlo necesitas practicar ser más consciente. Cuando te encuentras pensando o pronunciando un comentario negativo sobre alguien o algo, detente oblígate a decir algo positivo en lugar de negativo.

Darte permiso de dar rienda suelta a tus pensamientos negativos de vez en cuando. Tener pensamientos negativos cuando estamos pasando por un mal momento es tan válido, como reír cuando estamos felices; así que no tengas miedo de compartir tus sentimientos con un amigo cercano o un miembro de la familia o ver a un terapeuta. No te sientas avergonzado si necesitas hablar sobre sentimientos negativos.

Haz una lista de las cosas que estás agradecido. Este ejercicio te ayudará a amortiguar tus pensamientos negativos. Destacar las cosas buenas que hay en nuestra vida, ayuda a que el panorama no se vea tan negro.

Regla simple: cambia en ti lo que desearías que las personas a tu alrededor cambiaran. La próxima vez que estés con gente y todo el mundo se esté quejando, di algo para pararlo o por lo menos no añadas más quejas.

Y finalmente, se más 'acción' que 'reacción'. Si algo te molesta tienes dos caminos: quejarte o resolverlo. Quejarse es una reacción pasiva, hacer algo al respecto cambia completamente el resultado.

Fuente

La foto le pertenece a pink_chicle

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.