¿Cómo cancelar tarjetas de crédito de un ser querido cuando muere?

Vive mejor

Para la muerte nadie está preparado, eso es un hecho, y por lo mismo tampoco sabemos qué hacer con los 'temas pendientes' que nuestro ser querido deja al partir, como por ejemplo: las deudas.

En cada caso será distinto, pero hablemos específicamente de las tarjetas de crédito y de débito.

Primero que todo tienes que tener un parentesco directo con la persona que falleció (hijo, padre, hermano, espos@), pues de lo contrario será más difícil realizar el trámite.

Cada institución bancaria aplica condiciones diferentes para la cancelación de una tarjeta de crédito por fallecimiento del titular, así como la cobertura del monto del adeudo; de tal modo que el primer paso es acercarte al banco y preguntar ¿cuál es el trámite a seguir?

Es muy importante que te presentes en un plazo no mayor a 180 días naturales a partir de la fecha del fallecimiento de tu familiar y llevar contigo una copia certificada del acta de defunción, identificación oficial del finado, tu identificación oficial y el contrato realizado con el banco; el cual es preferible que leas de pies a cabeza para conocer bajo qué términos fue firmado. Cada institución puede pedirte papeles adicionales.

En cuanto a la cancelación de las deudas; la forma más común en cómo se cancela la deuda es mediante la aplicación del seguro que las instituciones cobran en la tarjetas y que justamente este tipo de acontecimientos.

En caso de que tu familiar no contara con este seguro, otra forma de pagar es mediante la condonación del adeudo de la línea de crédito. En cualquiera de los 2 casos, los adeudos que se cubren son sólo aquellos realizados hasta el momento del fallecimiento del titular. Esto significa que si hay tarjetas adicionales, el titular de esas tarjetas deberán pagar sus propias deudas.

En el caso de las tarjetas de débito, al igual que en el caso anterior, lo ideal es que notifiques al banco sobre el deceso. La ventaja es que este tipo de tarjeta es más fácil de cancelar, pues el dinero que existe en esa cuenta es de tu familiar.

Aunque el proceso puede variar de una institución bancaria a otra, en esencia los requisitos son acudir a la sucursal donde se abrió la cuenta (esta información viene en el contrato), presentar tu identificación, la identificación del fallecido, el contrato de la cuenta y cerciorarte que la cuenta a cancelar esté en ceros.

En este caso, el propietario de la cuenta tuvo que haber nombrado a un beneficiario, el cual tiene derecho a disponer del saldo de la cuenta. En caso de existir varios beneficiarios, se debe verificar si el cliente estipuló las partes proporcionales que se le entregaría a cada uno de ellos, en caso de no existir el banco repartirá a cada uno por partes iguales el saldo a que tengan derecho.

En ambos casos deberás elaborar una carta en donde expliques los motivos de la cancelación, aunque en algunos bancos tienen su propio formulario. Pregunta antes.

Aunque la muerte no es un tema amable para nadie, siempre es mejor estar prevenido ante este tipo de situaciones ¿no creen?

Fuente

La foto le pertenece a LadyMadonna

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.