Protege tu patrimonio de los cibercriminales

Vive mejor

Las noticias sobre los fraudes y delitos en la red parecen no terminar y aunque muchos desearían no tener que lidiar con ninguna transacción por esta vía, para evitar ser timados, es un hecho que a estas alturas nadie puede alejarse por completo de la vida moderna y sus implicaciones.

Así que si no nos podemos alejar de las redes, debemos estar preparados para reconocer los posibles fraudes que podrían llegar hasta nuestras bandejas de entrada. Algunas de las técnicas más socorridas son:

Pedir ayuda por correo. Inventando trágicas enfermedades, estar en la cárcel o alguna historia conmovedora, los cibercriminales piden dinero a las personas. Cuando la víctima accede a 'ayudar' lo único que está haciendo es incrementar los ingresos de estos delincuentes. El objeto de la maniobra es precisamente ese, apropiarse de sumas pequeñas.

Existen otros formatos parecidos donde el procedimiento final es el mismo, por ejemplo mails masivos tipo spam de supuestos herederos que quieren compartir su fortuna; o ancianos que padecen enfermedades terminales y que han decidido efectuar una importante donación; al final y en algún momento nos pedirán dinero para realizar alguna gestión administrativa o algún movimiento que nos permita disponer de la supuesta fortuna.

Aunque esto parezca mentira, hay muchas víctimas de estos cuentos.

Además de estas historias existe una variante sumamente común es la oferta de artículos de novedad. Se ofrece por internet la venta de un celular de moda, por poner un ejemplo, a un precio muy por debajo del precio en el mercado.

Cuando se contacta al vendedor él dice estar en un país distinto al nuestro, pide un adelanto para poder enviar el paquete y luego una vez hecho el depósito, el supuesto vendedor simplemente desaparece.

Luego surgen problemas (la pérdida del dinero, una traba aduanera, etc.) por lo que debe girarse más dinero, y el indignado vendedor se queja por la falta de seriedad de la víctima. Obviamente el producto no existe, ni llegará nunca.

El 'vendedor' para simular la seriedad de la propuesta escanee documentos de envío, avales, extractos de cuentas de banco, etc.

Sin importar la triste historia que te puedan contar, alerta todos tus sentidos y no respondas mensajes de spam de este tipo, simplemente elimínalos y evítate problemas.

Fuente

La foto le pertenece a Marcel Masferrer Pascual

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.