La cuesta de enero, otra vez

Cómo salir de deudas

El año no lo recuerdo con exactitud, pero la angustia que sentí por no poder pagar la renta y tener la despensa vacía comer creo que jamás la olvidaré. Yo era bastante joven y me había aventurado a vivir solo -para alcanzar mi independencia- sin tener la más mínima idea sobre finanzas personales.

Era mi primer diciembre en mi departamento de soltero (un cuarto con un baño), así que con el aguinaldo que me habían dado en la tienda donde trabajaba me compré ropa, regalos para mi novia y amigos más queridos (solamente sigo frecuentando a uno); además de una tremenda fiesta para celebrar la llegada del año nuevo.

La navidad salió justo como yo había querido. Mucho festejo y cero preocupaciones, hasta que llegó enero. Nadie me había dicho (yo tampoco había preguntado) que justo al comenzar el año todo subiría de precio, incluyendo la renta, los pasajes y la comida.

A mis 25 años ya estaba en quiebra, con mis padres a kilómetros de distancia y sin nada lo suficientemente valioso como para ser empeñado. Terminé pidiendo prestado a esos amigos a los que días antes les había dado regalos.

De esto aprendí dos cosas: 1. planear gastos, siempre previendo alguna situación inesperada y 2. Nunca gastar más de la mitad de mi aguinaldo en una chica con la que apenas lleve 4 meses de noviazgo (para febrero del siguiente año ya habíamos terminado).

Para la segunda moraleja de mi historia la verdad es que no tengo consejos, pero para la primera lo que siempre recomiendo es reservar una parte de los ingresos extra que se reciben durante diciembre, además de liquidar deudas en caso de haberlas; así te quitarás un peso de encima y tu futuro no se verá afectado.

Adquirir deudas a principio de año es lo peor que podemos hacer, pues iniciaremos el año con la angustia de los pagos y con 12 largos meses por delante, antes de que nuestros ingresos se vuelvan a beneficiar de ingresos como bonos, caja de ahorro, etc.

Ahora que si ya tienes una deuda a escasos días de haber empezado este 2012, una manera de ayudarte a pagar es vender artículos a través de internet u organizar ventas de garage, de esta manera en vez de endeudarte más, aumentarás tu capital.

Fuente

La foto le pertenece a Oye Apitoño!

Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.