Los errores más comunes en tarjetas de crédito

Vive mejor

Tengo años utilizando tarjetas de crédito y aunque hubo una época en que no las controlaba hoy puedo decir que son una excelente herramienta sabiéndolas utilizar. De mi peor época con las deudas aprendí que existen pequeños errores que nos pueden costar grandes cantidades de dinero y tragos amargos.

Este es mi top de los errores más comunes que cometemos los usuarios de tarjetas de crédito:

1. Contratamos tarjetas que nos prometen un millón de beneficios sin detenernos a leer las letras chiquitas en las que dice que tenemos que empeñar nuestra alma para poder pagar la anualidad.

2. Somos blancos perfectos de las ofertas de lanzamiento. Aceptamos la 'comisión más baja del mercado' ¡por tres meses! Y después terminamos pagando mucho más que si hubiéramos contratado una tarjeta clásica. Hay que hacer cuentas.

3. Si eres cumplido el banco aumentará tu línea de crédito cada año, pero ¡oh sorpresa!, tu sueldo no aumenta tanto. ¡Cuidado!. Que tengas más crédito no significa que tengas que gastarlo todo.

4. Todos los bancos tienen múltiples promociones en las que podemos ganar ¡grandes premios! a cambio de comprar y comprar y comprar. El problema es que si no ganas de todas formas ya te quedaste endeudado y tienes que pagar.

5. En vacaciones al extranjero la tarjeta se queda en casa. Sin importar el tipo de cambio, los bancos cobran una comisión cuando firmas un boucher fuera de tu país, así que antes de salir haz bien tu presupuesto y lleva suficiente dinero en efectivo para que no necesites del plástico.

6. De verdad, a menos de que no te queda ninguna otra opción, nunca dispongas de efectivo con tu tarjeta. Esto genera una de las comisiones más altas de tu plástico.

7. Antes de romper en mil pedazos tus estados de cuenta revísalos. La única forma que tienes de enterarte si alguien clonó tu tarjeta o si el banco se equivocó es revisando ese papelito que llega a tu buzón cada mes.

8. Aunque ya lo sabes, nunca está de más un pequeño recordatorio. Pagar el mínimo no ayuda en anda a disminuir tu deuda, pero sí incrementa en mucho las ganancias del banco.

9. ¡Ups! ¡Se me olvidó!. Aún cuando nos atrasemos un solo día en nuestros pagos no sólo aumenta nuestra deuda, sino que además afecta nuestro historial crediticio.

10. Tu tarjeta de crédito no es dinero gratis, es un préstamo que un banco te está haciendo y lo tienes que pagar. Si ganas 100 pesos al mes lo peor que puedes hacer es pedir prestado 10 mil. Adminístrate.

Fuente

La foto le pertenece a Daquella manera

Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.