Cómo enfrentar tus deudas sin dolor

Cómo salir de deudas

Mejorar tu score de crédito y/o resolver tus deudas pueden parecer misiones tan

complicadas que la mayoría de las personas prefieren evitar esta situación hasta que se

vuelve insostenible.

La mala noticia es que tarde o temprano lo tendrás que hacer. La vida misma se

encargará de ponerte en una situación en la que no tengas otro remedio que enfrentar a

hacienda, pagar tu tarjeta de crédito o tener que solicitar otro crédito y por tanto tener

que liquidar deudas.

La buena noticia es que, como dice el dicho, no hay mal que dure cien años y todo en tu

historial de crédito se puede arreglar poco a poco. Si tú ya estás decidido a empezar te

sugiero prestar atención a las siguientes recomendaciones.

Lo primero que debes hacer cuando estás esforzándote por liquidar deudas es calcular

tu presupuesto. Si no tienes experiencia haciendo esto, puedes leer el post 'Presupuesto

simple para personas con deudas'. Sólo haciendo esto sabrás exactamente cuánto ganas,

cuánto gastas y en qué. Quizá al principio te sientas un poco incómodo de tener que

anotar hasta los 50 centavos del chicle que te comiste después de la comida, pero pronto

verás los beneficios.

Haciendo este simple ejercicio pensarás dos veces antes de comprar ese delicioso café

de 50 pesos que te compras todas las mañanas. Además sabrás si es necesario aumentar

tus ingresos con algún trabajo u horas extra para que puedas pagar tus deudas más

rápido.

Cuando aprendemos a manejar bien nuestro presupuesto es fácil saber cuánto

necesitamos para vivir y cuál es nuestra capacidad de pago. Con esta información

podemos reestructurar nuestros planes de pago de tarjetas, créditos y cualquier otro

acreedor.

Quién sabe, a lo mejor hasta resulta que ni siquiera necesitas reestructurar la deuda y

que apretándote un poquito el cinturón alcanzas a cubrir tus pagos mensuales. Claro que

si después de hacer tu presupuesto consideras que necesitas un plan de pago diferente,

no dudes en llamar a tus acreedores.

Desde el punto de vista del crédito siempre será mucho mejor negociar un nuevo plan de pago -con el banco con el que se tiene el aduedo- a ocultarse de los cobradores de bancos, que aunque molestos, tratan de recuperar su patrimonio. Al negarse a responder a los bancos, lo único que se está logrando es un daño al perfil de crédito. on ello sólo s afectará nuestro historial y nuestros planes de desarrollo personal a futuro.

Como siempre se los he dicho, quedar libre de deudas y mejorar nuestro score de

crédito implica algunos sacrificios, pero la recompensa al final siempre es mayor. Tu

tranquilidad y la de tu familia no tienen precio.

Fuente

La foto le pertenece a Foxtongue

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.