¿Cómo protegerse si eres tú el que va a dar un crédito?

Haz patrimonio

Hace algunas semanas mi hermana se mudó con su familia hacia otra ciudad, por lo que desocupó un cómodo departamento que decidió ofrecer en renta. Al contar conmigo como el familiar más cercano, me dejó las llaves y la encomienda de rentarlo a quienes yo creyera fueran buenas personas para que trataran con responsabilidad su propiedad y pagaran de forma puntual.

¡Vaya responsabilidad! -pensé-. Pero entendía que a mí me correspondía ayudarle, así que acepté la delicada tarea no sin preocupación. Todo mundo hemos escuchado historias terribles que se cuentan de personas que se retrasan muchísimo en sus pagos de renta o que son sumamente descuidados en el uso de un departamento. Si esto ocurriera me sentiría muy mal pues este patrimonio mi hermana lo pagó con muchos esfuerzos y algunos malos ratos de preocupación.

Yo no soy psicólogo, ni abogado, ni experto en bienes raíces, para conocer con una simple entrevista si la persona interesada pagará con responsabilidad, así que el decidir a quién dar en arrendamiento un inmueble que no es mío -pero con el que no quiero bajo ninguna circunstancia quedar mal- me llenó de estrés.

Obviamente me apoyé en especialistas para tomar una decisión, un buen amigo abogado para redactar un contrato apropiado y un experto en bienes raíces. Pero aun así la decisión final era mía y por lo mismo no estaba totalmente satisfecho con las prevenciones que estas personas me sugirieron.

Al final del día, la mejor manera de resolver un problema es evitándolo; así que lo ideal para mí sería dar este departamento en renta a personas en donde la responsabilidad y el cumplimiento de los compromisos fuera parte de la historia de su vida. Pero ninguno de los asesores que consulté tenía posibilidades de conocer el comportamiento de la responsabilidad de los posibles inquilinos en el paso del tiempo.

Pero bien dice una frase del pensamiento oriental, que el maestro llega cuando el alumno está listo. Justamente cuando me hacía todas estas preguntas la respuesta llegó casi de forma natural. Cuando buscaba el anuncio del departamento en un diario de avisos de ocasión me encontré con una nueva herramienta que da a conocer una de las Sociedades de Información Crediticia en México: el Historial de Crédito Certificado.

Una herramienta que me, según explican, me podría servir para conocer este historial de crédito y de alguna manera tener la certidumbre de que esta información que me proporciona el posible inquilino es cierta pues mediante un archivo digital que ellos entregan al solicitante del reporte, yo puedo verificar que los datos no han sido modificados.

El producto me pareció interesante, pues aunque no puede ser solicitado directamente por el que ofrece el crédito o servicio -como es mi caso-.Sin embargo yo cuenta con la posibilidad de comprobar la validez de la información lo que lo hace bastante útil. El producto también puede ser útil para otro tipo de personas físicas que están en la necesidad de dar crédito a sus clientes, algo que ocurre muy a menudo, pero que se da el crédito con base en la experiencia personal, lo cual es un criterio mucho muy antiguo que debería ser sustituido por herramientas tan modernas como ésta.

Ya lo he puesto como uno de los requisitos para el arrendamiento del inmueble, aun no lo rento, pero ya duermo más tranquilo.

Consúltalo aquí http://historialcertificado.com.mx/

La foto le pertenece a Daquella manera

Círculo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.