Planear sin perder la espontaneidad

Vive mejor

Alguien me reclamó que con tanta planeación financiera nuestra vida se vuelve aburrida y perdemos la espontaneidad. La verdad es que lo entiendo. Esta es una reacción típica de alguien que se resiste a dejar de utilizar su tarjeta de crédito como tarjeta de presentación. Lo mismo me pasó.

La realidad es que planificar las cosas por adelantado no significa para nada eliminar la espontaneidad en tu vida, de hecho creo que es todo lo contrario. Cuando no tenemos angustias económicas en nuestras vidas hasta nuestro semblante cambia y tenemos más tiempo libre para hacer otro tipo de cosas, en vez de estar pensando cómo conseguir dinero para terminar la quincena.

En tanto que la espontaneidad caótica sí tiene la tendencia de meter a las personas en problemas financieros. Si no me crees revisa tu último estado financiero y pregúntate en qué estabas pensando cuando pagaste la comida de todos tus amigos con tu tarjeta de crédito. Fuiste espontáneo, verdad.

Lo mejor de la planificación es que podemos obtener cosas grandes como un coche, la casa, las vacaciones, etc. Sin planificación esto no es posible. Lo interesante es que cuándo las compras son menos grandes empezamos ser menos cuidadosos.

En el caso de los planes para celular, hay quienes sí analizan a detalle cada oferta, pero hay cientos de personas que se dejan llevar por el primer contrato que tiene el último iPhone como estrella. Esto es ser espontáneo caótico.

Si no eres de los que puede con una planeación mensual, por lo menos haz el siguiente ejercicio. A todas tus compras superiores a una cuarta de tu salario, dedícales cinco minutos para pensar si realmente es una buena compra y lo más importante, si realmente tienes los fondos para comprarlo en efectivo o irlo pagando.

Si estás convencido de esta compra, espera 30 días para hacerla. Si después de ese tiempo aún lo necesitas, cómpralo. Si no es así, significa que realmente no lo necesitas. Claro que un cierto grado de espontaneidad es divertido, pero esa misma espontaneidad también te puede ahogar.

Incluso para ser espontáneo puedes planificar. Cada semana ahorra 'x' cantidad de dinero y cuando juntes lo suficiente sal a la calle y gástalo en lo primero que se te ocurra. No estarás afectando a tu economía porque este dinero es destinado para eso justamente.

Además siempre podremos ser espontáneos sin gastar necesariamente dinero. Las actividades familiares como hacer ejercicio, caminar por parques o bosques cercanos, cocinar en familia y organizar parrilladas son actividades bastante económicas y muy divertidas. Todo es cuestión de actitud.

Fuente

La foto le pertenece a KFoodadict

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.