Mejoremos nuestros ahorros en cuatro pasos

Cómo salir de deudas

La mayoría de nosotros somos pésimos ahorradores. Por supuesto que la economía del país no ayuda mucho tampoco, pero aún así creo firmemente que todos podemos mejorar un poco e incrementar nuestros ahorros, pensando siempre en la tranquilidad que habremos de tener en el futuro cuando no tengamos deudas y simplemente nos dediquemos a disfrutar de la vida.

Simplifiquemos el proceso de ahorrar en cuatro sencillos pasos.

Paso uno: Suma el total de tus ingresos mensuales. No tires a la basura tus recibos de salario o cualquier ingreso extra que tengas. En el caso de que sean propinas anota diariamente en un cuaderno tus ingresos de ese día. Si pagas impuestos, asegúrate de descontarlos de la suma y apartar ese dinero en un sobre aparte, como si nunca hubieras tenido ese dinero en tus manos.

Segundo paso: Suma los gastos de la casa y tus gastos. Para ejercicio además de matemáticas básicas se requiere de una pizca de honestidad. No te mientas a ti mismo diciendo que compras solamente una cajetilla de cigarros a la semana o que siempre te vas con tiempo y nunca has tenido que tomar un taxi. Para evitar estas 'mentirillas' te recomiendo que cada noche anotes cuánto gastaste ese día, incluyendo el paquete de chicles que compraste a la hora de la comida. ¿Cuánto dinero gasta por mes? ¿Cuáles son tus gastos? ¿En qué gastas tu dinero?

Tercer paso: Calcula tus ahorros. ¡¡Esto es matemática pura!!. Si fuiste honesto con tus ingresos, pero sobre todo con tus gastos, ahora sólo tienes que restar tus gastos mensuales de tus ingresos mensuales. Quizá el resultado en un principio sean 40 pesos, pero aún así es ahorro. Incluso si tus números son rojos porque tuviste que pedir prestado para terminar el mes, ahora ya sabes exactamente que aquel día en que pagaste 100 pesos de taxi fue el culpable de que te quedaras sin dinero.

Paso cuatro: Mejora tu ahorro. Cuando tenemos escrito en papel cada gasto que realizamos nos hacemos consientes de las tonterías que podemos cometer cuando tenemos dinero o la tarjeta de crédito a la mano. Compramos cosas que no necesitamos sólo por el hecho de traer dinero de sobra. Es común que cuando las personas cobran su salario llenan su cartera y al final de la quincena la cartera está prácticamente vacía. Desígnate una cantidad diaria para gastar y piensa como si no tuvieras más dinero que ese, verás como controlas tus gastos y comienzas a ahorrar más.

Fuente

La foto le pertenece a Images_of_Money

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.