Cuento para adultos. Las actitudes de éxito de Walt Disney

Vive mejor

'Piensa, cree, sueña y atrévete'. Walt Disney

Cuando Walt emprendió el viaje para perseguir su sueño vendió todas sus posesiones, incluso su cámara, para comprar un boleto de tren en primera clase. Pero, ¿por qué un hombre que tenía su futuro incierto gastó su dinero en un pasaje de primera clase?

Walt Disney decidió, desde el primer momento, buscar su objetivo con una actitud positiva ante la vida. Decidió tener y vivir de manera exitosa, aún antes de conseguir fama y dinero.

Una de las más celebre frases del dibujante, productor, y director de dibujos animados, más famoso de todos los tiempos es 'piensa, cree, sueña y atrévete'. Él así lo hizo.

1. Pensar. Ya siendo famoso Walt confesó que para él, el acto de pensar es un trabajo duro que se debe hacer desde el fondo del alma. Es hundir nuestros sueños en las profundidades de nuestra imaginación, porque es aquí es donde se hacen planes. Aquí es donde los sueños se establecen. Aquí es donde se muestran las visiones. Es aquí donde los planes del futuro se van forjando poco a poco.

2. Creer. Walt Disney aplicó la máxima de que todo aquello que la mente del hombre puede concebir y creer, lo puede lograr. Creer en nuestros pensamientos es fundamental para convencernos a nosotros mismos, y luego a los demás, de que nuestras ideas son buenas. Para Walt, creer era la única arma que tenía para protegerse de la incredulidad de los demás.

La creencia arraigada en los más profundo de nuestro ser es lo único que nos sostendrá y llevará más allá de todos los detractores y ladrones de sueños que nos dicen todo lo que no podemos hacer o aquello que nunca va a suceder. No creas lo que oyes. Cree en lo que hay en lo más profundo de tu corazón.

3. Sueña. No tengas sueños comunes, sueña a lo grande como lo hizo el creador del ratón más famoso del mundo. No importa si te dicen que tus sueños son imposibles e improbables. Sueña mientras estás despierto. Escribe tus sueños, habla de ellos, trabaja para hacerlos realidad. Alinéalos con todo lo que haces e imprime pasión en cada cosa que hagas y aún cuando tengas 50, 60 o 70 años síguete preguntando ¿qué es lo que sueño hacer cuando sea grande? Nunca pierda el asombro de un niño, ni la emoción por los sueños que alberga tu corazón.

4. Atrévete. Walt Disney decía 'atrévete a pedirle un deseo a las estrellas y verás las cosas maravillosas que aparecen en tu camino el resto de tus días'. Desafiémonos cada uno de nosotros a seguir adelante, a aprender ese idioma extranjero que tanto nos cuesta, a correr un maratón, a ser un líder y no sólo un seguidor. Atrevámonos a rodearnos de amigos mucho más inteligentes que nosotros mismos y a aprender de ellos sin celos y sin coraje.

Las actitudes de éxito no llegan una vez que hemos alcanzado el éxito. Las actitudes de éxito deben estar presentes en medio de un fracaso o el desastre. Estas actitudes son las que nos sostienen y nos equipan para manejar el éxito una vez que lo alcancemos, aún cuando los demás piensen que éste apareció de la nada. Sólo nosotros, y quien en verdad nos conozca, sabremos que siempre hemos estado preparados.

Fuente

La foto le pertenece a Alejando Vazquez Nuñez

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.