¿Cómo hacer dinero en Internet?...

Haz patrimonio

Un método muy eficiente para tener dinero, es generar una fuente propia de ingresos. Ahora bien, arrancar con tu propio negocio no implica que debas montar grandes oficinas y/o locales. Sólo necesitas internet.

Hay esencialmente dos métodos para trabajar en línea. Puedes beneficiarte de una ineficiencia en el mercado, proporcionando una solución a un problema de alguien más o puedes hacer algo valioso y compartirlo con el mundo.

Cuando hablo de hacer algo valioso, me refiero a ser increíblemente útil. Ser de utilidad para que las personas estén dispuestas a pagar por tu trabajo.

Tienes que ser consciente de que en cualquier tipo de negocio, el mercado (tus clientes), decide lo que es valioso y qué no lo es. Tú puedes pensar que estás ofreciendo algo muy valioso, pero si no obtienes la respuesta que esperas, probablemente estés equivocado en alguna parte.

Para ganar dinero en Internet, sólo tienes que ofrecer algo que la gente quiera comprar y debes asegurarte de tener y una manera de recibir el pago. Esto es realmente todo lo que necesitas. No te detengas en cualquier otra cosa.

Con esta forma de negocio no necesitas pedir dinero prestado para invertir y ciertamente no necesitas esperar hasta que todo esté perfecto para empezar a operar.

Una vez más, sólo necesitas:

a. Algo que vender (un producto o un servicio)

b. Alguien que quiere comprar

c. Una forma para recibir el pago (puedes resolver este problema en dos minutos abriendo una cuenta a la que te puedan depositar desde casi cualquier país del mundo)

Fuente

La foto le pertenece a Mike Licht, NotionsCapital.com

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.