Tarde o temprano la vejez tocará tu puerta ¿te estás preparando?

Haz patrimonio

La más reciente Encuesta sobre Cultura del Ahorro elaborada por la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos de Ahorro para el Retiro (Amafore) indica que la mayoría de los mexicanos confían en la ayuda de Dios o de sus hijos para enfrentar la vejez, por encima de generar un ahorro propio.

Sin importar si se trata de motivos culturales, de educación o creencias religiosas, el 62 por ciento de los entrevistados confían en que 'Dios proveerá', mientras que el otro 49 por ciento está seguro de que serán sus hijos los que se encargarán de su manutención.

Para bien o para mal, este es el pensamiento de nosotros los mexicanos sobre la jubilación y el retiro. En los hábitos de muchas familias no aparece la palabra 'futuro' y por lo mismo es muy poco lo que se ahorra, salvo para comprar un automóvil, vacacionar, hacer una gran fiesta de XV años o casarse.

Si bien es cierto que hace falta difusión entre los jóvenes sobre los beneficios de sistema de ahorro para el retiro, también creo que es hora de cambiar un poco nuestra manera de ver la vejez como ya lo hacen en países industrializados en donde tienen variados planes de pensiones.

Un tip para un buen retiro es hacer aportaciones voluntarias a tu Afore, pues de no hacerlo tus saldos serán pequeños y sólo podrás alcanzar planes de pensiones básicos.

La realidad es cruda, pero realidad al fin. A menos que inesperadamente lleguemos a morir a una edad joven, la mayoría de nosotros nos haremos viejos. Con el tiempo, tú y yo no seremos capaces de mantenernos al día con los niveles de productividad que tenemos en estos momentos. Al final de nuestras vidas no tendremos fuerzas para trabajar y por supuesto, nadie nos dará trabajo.

La jubilación es un suceso que todos preferimos ver a largo plazo y por lo mismo no prestamos mucha atención en ello, cuando lo más sensato sería comenzarnos a preparar para una situación que inevitablemente sucederá en el futuro.

A diferencia de muchas metas a largo plazo, el envejecimiento va a pasar y vale la pena invertir tiempo para estar preparado para ello. La mayoría de los otros objetivos que valen la pena a largo plazo (comprar una casa, desarrollar un negocio, etc.) tienen cierta flexibilidad por las situaciones que se pudieran presentar, sin embargo hasta el día de hoy (por lo menos que yo sepa) la vejez no es flexible con nadie.

Fuente

La foto le pertenece a Arty Smokes (deaf mute)

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.