Tres opciones para salir de deudas sin agobiarte

Cómo salir de deudas

Todo depende del cristal con el que se mire, de eso no hay duda. Hay quienes aseguran que después de la mitad del año el tiempo se va como agua, pero también están aquellos que no ven llegar diciembre y todos los beneficios económicos que lo acompañan.

Desafortunadamente la tan esperada llegada del aguinaldo la mayoría de las veces es para pagar deudas y para diciembre todavía faltan poco más de cinco meses, así que quizá sea mejor buscar otra alternativa para acabar con las deudas con las que nos hemos comprometido y dejar que el curso del tiempo avance sin prisa.

Ya en otros posts hemos hablado de algunos tips para salir de deudas, pero hoy quiero compartir con ustedes tres alternativas que recomienda la propia Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

En dedinitiva lo conveniente es arreglarse con las propias instituciones financieras. Éstas cuentan con una amplia gama de opciones casi para cada caso en particular, siempre y cuando no se haya caìdo en una moratoria importante, pues si es asì, las prioridades cambian, ya que las instituciones de riesgo las reportan como un mal antecedente a los buròs de crèdito.

La primera opciòn es solicitar un programa de pagos fijos, siempre tomando en cuenta lo que debes pagar y lo que puedes pagar sin problema alguno. Cada banco es diferente, por supuesto, pero procura llegar a un buen arreglo que te permita ya no generar más intereses para entonces poder pagar el total de tu deuda. Como tip extra es muy imporante no utilizar el plástico durante el tiempo convenido, con el fin de no alterar los planes de pago.

La opción número dos es consolidar varias adeudas en una sola. Esto es con el objetivo de tener un solo compromiso que deberás afrontar. Con esta alternativa definitivamente también te ahorrarás las diferentes comisiones que tendrías que pagar por cada adeudo que pudieras tener. Es muy importante que tomes en cuenta que la nueva línea de crédito debe ser suficiente para cubrir la suma de todas tus deudas.

De considerar la opción anterior, compara el Costo Anual Total (CAT) de cada producto bancario y elige el más bajo, pues al final éste será el adeudo, ya que en este costo se incluyen las comisiones, seguros, entre otros gastos de financiamiento.

La tercera y última opción es adquirir otra deuda, pero esta vez a través de créditos de nómina o de créditos personales; dependiendo de la institución bancaria el CAT va de 23% hasta 48 por ciento, por lo que hay que analizar su conveniencia, comparando este costo con los de las deudas que se tienen previamente.

En todos los casos debes tomar en cuenta tu estabilidad laboral y el sueldo que percibes, además de analizar tu capacidad de pago.

Fuente

La foto le pertenece a tj escenes

Círculo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.