Y a ti, ¿ya te vishiaron?

Vive mejor

Una nueva modalidad de fraude ronda entre los usuarios de la banca. De manera por demás ingeniosa, ha parecido el denominado vishing, un concepto que nos obliga a desconfiar de cualquier tipo de llamadas que lleguen a nuestros hogares.

La forma de operar del vishing es muy simple: se vale de mensajes de voz pregrabados con los cuales, los delincuentes buscan obtener información personal de sus víctimas.

Dicho anglicismo, resultado de la combinación de las palabras en inglés voice y pishing, sigue estos simples pasos. Un usuario común recibe llamadas de organizaciones supuestamente reales como el "Comité de promociones Visa-MasterCard" o en algunos casos, fingidas advertencias en las que informan que tienes una tarjeta de crédito perdida en algún lugar y se está usando de forma indebida, ante lo cual, se solicita que se marque a un determinado número para mayores detalles.

Si el cliente cae, al marcar el teléfono en cuestión, un mensaje con voz computarizada indica que su cuenta necesita ser verificada y le requiere que ingrese los 16 dígitos de su tarjeta de crédito o su fecha de vencimiento y el NIP de su tarjeta, lo cual hace mucho más fácil el fraude para los ciberdelincuentes.

Al respecto, las firmas Visa o MasterCard recordaron que no envían correos ni realizan llamadas para solicitar información de sus clientes, con lo que, se debe de estar alertas ante esta nueva modalidad de robo.

De igual forma, no está de más recalcar que jamás se debe proporcionar información tan valiosa sobre tarjetas de crédito o demás servicios que usemos de la banca, a menos de que por nuestra cuenta la hayamos realizado. También es importante destacar que NUNCA hay que contestar a mensajes o llamadas telefónicas que se presenten sin ser solicitadas.

Fuente

La foto le pertenece a Mick Licht, NotionsCapital.com

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.