Cómo evitar los pensamientos negativos

Vive mejor

No es ningún secreto, ni se necesita de ningún estudio especializado para saber que los pensamientos negativos son parte del ser humano. A veces, a veces menos, todo depende de nuestro estado de ánimo y de circunstancias externas a nosotros.

La mayoría de los pensamientos negativos que experimentamos son consecuencia 'natural' de situaciones desagradables, problemas y dificultades que surgen en la vida. Ya sea que lo hagamos de manera consiente o no, esto afecta nuestro estado de ánimo, lo que a su vez genera más pensamientos de este tipo y así sucesivamente hasta que tenemos encima de nuestra espalda una gran bola de pesimismo.

Aún cuando no podemos desaparecerlos de nuestra existencia, sí existen algunas técnicas para evitar éste tipo de pensamientos en nuestras vidas.

Primero que todo trata de ser consciente de tus pensamientos. Lo habitual es pensar de una manera automática, apenas consciente de lo que estás pensando, pero si nos convertimos en vigilantes de nuestros propios pensamientos, detectamos inmediatamente cuando estamos teniendo un pensamiento negativo. El siguiente paso es evitarlos.

Cuando te sorprendas a ti mismo pensando negativamente, intenta pensar en algo más, algo positivo y edificante. En esos momentos opta por escuchar música y ver películas felices, divertidas y positivas, en lugar de echarle más limón a la herida.

A manera de ejercicio diario piensa por lo menos una vez al día en, por lo menos, una cosa buena que tienes en tu vida. Dedícate a mirar la parte llena del vaso y no en la parte vacía, incluso si el vacío es mayor que el total.

Alinear tus pensamientos con tus acciones es muy útil. Al comer, piensa en comer, al vestirte céntrate en esa acción y así con todas tus actividades del día. De esta manera reducimos el espacio a la entrada de pensamientos negativos.

Durante el día, visualízate a ti mismo haciendo algo que te guste hacer, como estar en la playa o estar en compañía de sus seres queridos. Puedes recordar el éxito más reciente que hayas tenido o aquel que más orgullo te genera. Todos estos pensamientos son formas positivas para evitar los pensamientos negativos.

Ten en cuenta que a veces los problemas y dificultades que nos están molestando en este momento, no valen la pena ni siquiera para invertir en ellos tiempo y energía. Ahora que sí los pensamientos negativos persisten, escríbelos y analizarlos para ver si hay alguna verdadera complicación por la cual preocuparse.

No luches contra este tipo de pensamientos. Si lucha contra ellos, se hacen más fuertes, creo que se trata de darles un enfoque diferente.

Y por último, rodéate de gente positiva.

Fuente

La foto le pertenece a thephotographymuse

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.