Cuándo sí y cuándo no a los meses sin intereses

Cómo salir de deudas

Seguramente has ido a algún centro comercial en las últimas semanas y habrás notado que las tiendas desbordan de promociones. 2X1, meses sin intereses, compre ahora y pague en diciembre, etc, etc. ¡¿Tentador no?!. El problema es que estas suculentas ofertas pueden terminar en horrorosas deudas que nos quiten el sueño.

Los meses sin intereses son un muy buen negocio para la banca. Por un lado colocan crédito al consumo a través de estas promociones, pero por el otro por cada transacción que se realiza en una terminal punto de venta se cobra una comisión al comercio. A esto súmale que muchas personas gastan tanto, por aprovechar las promociones, que pierden la noción de cuánto estás gastando y cuánto es lo que tendrán que pagar cada mes, hasta que llegan a un punto en el que sólo les alcanza para cubrir el mínimo y entonces comienzan a pagar intereses aún cuando 'aprovecharon' la super promoción de los meses sin intereses.

Este tipo de promociones pueden ser muy crueles con las personas que se acercan por primera vez a las tarjetas de crédito y no sabe manejar sus gastos, pues resulta fácil caer en la tentación y es cuando vemos en los centros comerciales un desfile interminable de hombres y mujeres con más de una bolsa a cuestas y cara de satisfacción.

El problema no son las promociones, el problema es nuestra mala educación financiera. No tenemos cuidado con nuestra manera de comprar y no planeamos nuestros gastos. Las promociones dicen 'comience a pagar en agosto', entonces nosotros pensamos que falta mucho y que podemos ahorrar; la realidad es que en agosto tendrás encima los gastos de colegiaturas, uniformes y útiles. No podrás pagar tanto.

Es importante que vigiles que tus cuotas de meses sin intereses no vayan a excedar tu capacidad de pago, pues la deuda podría empezar a asfixiarte.

Un problema muy grande con las tarjetas departamentales es que en promedio son más caras que las bancarias y si no eres un cliente totalero o no liquidas tus saldos para no generar intereses podrían arriesgarte a un problema de pago mayor que si debieras a un banco.

Los meses sin intereses son una muy buena alternativa para comprar bienes durables de alto valor, como electrodomésticos y material de cómputo que resulta difícil adquirir en una sola exhibición; sin embargo el súper, tiempo aire y/o regalos para tu última conquista no entran en esta lista.

En resumen, tanto las tarjetas como los meses sin intereses son tan buenos o tan malos como nosotros los utilicemos; siempre teniendo clara la conciencia de que no se trata de dinero extra, ni regalado, sino que es un crédito que hay que pagar y que generará cargos adicionales si no pagamos a tiempo.

Fuente

La foto le pertenece a 8zil

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.