No comparar, la clave para ser feliz

Vive mejor

Luego de cenar con un grupo de amigos de Susana (mi esposa), alguien me preguntó -¿si tú pudieras estar en cualquier momento, haciendo lo que quieras, ¿dónde estarías? ¿Y qué estarías haciendo?-

No supe qué contestar y minutos más tarde comprendí que no había tenido respuesta simplemente porque en ese momento quería estar ahí con mi esposa y sus amigos, cenando y conversando.

Confieso que en el pasado, como mucha gente, yo siempre estaba deseando tener y hacer cosas diferentes a las que tenía y hacía en ese momento. Pensaba todo el tiempo en el futuro, pero no basado en mis planes, sino en comparación con lo que la gente a mi alrededor estaba haciendo.

Hoy con los de estilos de vida aspiracionales que promueven muchas marcas comerciales, la gente compara su vida con la de símbolos inalcanzables que convierten en el parámetro del éxito que muchos quisieran alcanzar. El problema de hacer esto es que nunca estarás satisfecho, porque siempre habrá algo mejor que nuestra vida o ese producto o sitio que tanto queremos.

Con la llegada de mis hijos, las palabras de mi esposa y mucho trabajo interior fui adoptado la mentalidad de que lo que estoy haciendo en este momento es perfecto. Si estoy escribiendo este post, eso es lo que tendría que estar haciendo y es increíble porque no ha sucedido nada malo que me impida hacerlo. Si no estoy haciendo nada más que estar con mi familia, eso es increíble porque no tengo pendientes por hacer y puedo ver TV con ellos toda la tarde. Si estoy caminando fuera, disfrutando del aire fresco, eso es hermoso porque no llueve y no tengo que correr a ningún lado. Si estoy con alguien aburrido o desagradable, es una lección de paciencia, o de empatía, o para aprender a entender a la gente mejor.

Hablemos de casos prácticos. Digamos estás trabajando horas extras y que ya estás muy cansado y tienes hambre. ¿No preferirías olvidarte de todo, salirte de trabajar e ir a descansar? ¡Claro que sí!, eso sería estupendo, sería lo mejor sobre todo si piensas en tu cama y tu casa…

Este es el problema. Cuando comparamos, siempre pensamos en cosas que nos gustan más. Trabajar mucho puede ser una experiencia tan satisfactoria como cualquier otra, siempre y cuando tú decidas verlo así…

Planeaste unas vacaciones de ensueño, con hotel todo incluido para no tener que hacer otra cosa más que descansar y divertirte mucho; pero esas vacaciones cuestan dinero y el dinero sólo lo puedes obtener dando tu mayor esfuerzo, es decir con horas extras. Entonces… estás tú sólo en la oficina trabajando, mientras todos ya se han ido a descansar a sus casas. Si lo haces conscientemente entenderás que cuando llegue el momento de tomar vacaciones no tendrás que preocuparte por acompletar para las comidas, porque producto de tus horas extras tendrás los gastos cubiertos. Es lo que necesitas hacer en este momento para estar tranquilo después. Entonces, trabaja con empeño y buena disposición porque gracias a ese pequeño esfuerzo tendrás una gran recompensa.

Lo mismo sucede con cualquier cosa. ¿Atorado en el tráfico después del trabajo? … enciende el sistema de sonido de tu auto y disfruta de esas canciones que a nadie le gustan en tu casa. Disfruta de estar en la soledad con tus pensamientos sin que nadie interrumpa. ¿Tus hijos hicieron algo mal?... ¡respira! Es tu oportunidad de conocer sus debilidades y de guiarlos. Es momento de probarte a ti mismo qué tan buen guía puedes ser.

No intento convencerte de estar feliz y sonriente las 24 horas del día, simplemente intento hacerte ver que lamentarte y enojarte por todo lo bueno que podrías tener y no tienes no ayuda a mejorar nada.

Ser feliz con lo que eres y con lo que tienes no significa que te conformes con ello. Aprende a reconocer la diferencia.

Fuente

La foto le pertenece a RichMoffitt

Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.