Presupuesto simple para personas con deudas

Vive mejor

Algunos lectores me han reclamado, y con justa razón, de que pocas veces doy consejos de cómo elaborar un presupuesto sencillo y sin complicaciones para personas que tienen deudas encima. Hacer un presupuesto no es tan difícil. Sólo tienes que sentarte y hacerlo. No lo pospongas.

Lo primero que debemos hacer son algunas listas. Ya sé que esto a mucha gente le puede dar flojera, pero tener las cosas por escrito es la única manera de que funcionen. Créeme.

Las listas que necesitamos son: una con todas las cantidades de ingresos mensuales, si no tienes ingresos fijos puedes hacer un estimado promedio; una lista de todos los pagos obligatorios que debes hacer como la renta, el automóvil, alimentación, luz, agua, teléfono; y una lista de las deudas que tienes. Dependiendo de cada persona puede o no haber listas extras, por ejemplo hay quienes mantienen a sus padres, entonces también tendrían que anotar estos gastos.

El siguiente paso es simplificar. Determina cuáles son los gastos que en verdad son obligatorios y cuáles son aquellos que puedes eliminar. Esto puede tomar tiempo, pero muchas cosas son opcionales. Por ejemplo, la televisión por cable, las suscripciones a revistas, un pago del coche (al reducir de dos coches a uno), y muchos otros. También puedes eliminar algunos gastos diarios, sólo en lo que pagas tus deudas, que de momento son innecesarios como el café de ese lugar al que todo mundo va por las mañanas, salir a comer mucho, la compra de revistas o películas, etc.

Cubre tus gastos obligatorios y con lo que sobra empieza a hacer pagos de tus deudas. Todos los pagos procura hacerlos el mismo día que cobras, así no habrá marcha atrás y así sean $50 pesos lo que puedas abonar, tu deuda habrá disminuido. Conforme pase el tiempo tu deuda irá disminuyendo, por lo que procura aumentar la cantidad que estás abonando. El error que muchos de nosotros cometemos es que intentamos reunir el monto total de nuestras deudas para pagar todo de un 'solo jalón', pero en el camino se nos atraviesan inconvenientes y terminamos por gastar lo que ya teníamos guardado.

Lo que te sobre es lo que tendrás para cubrir tus gastos como alimentos, gasolina y dinero para el diario. Si tienes dificultades para administrarte separa la cantidad que crees que necesitará para cada cosa en sobres separados - uno para la gasolina o pasajes, uno para alimentos y uno para gastos menores de la casa-.

Si tienes muchas deudas, no te impacientes. De ser posible ve pagando una a la vez, con grandes abonos, o bien abona en pequeñas cantidades a todas las que tengas. Esto lo decides tú y también depende de los acuerdos a los que llegues con tus acreedores.

Como te habrás dado cuenta hasta este punto no hemos ahorrado nada, porque todo se nos ha ido en pagar y ¡que bien! ¡Todo esto se trata de que no tengas deudas!... pero en el momento en que hayas terminado con la última tienes que empezar a ahorrar para un fondo de emergencia de inmediato, y construirlo, y fortalecerlo con el tiempo. Esto es crucial porque sin fondo de emergencias cuando se te presente algún gasto inesperado y no tengas con qué cubrirlo volverás a endeudarte. Será el cuento de nunca acabar.

No gastes todo lo que tengas, ni todo lo que te queda porque, entre otras cosas, tener 'un colchón' significa que no te tengas que preocupar por este tipo de cosas.

Fuente

Post relacionados:

La deuda como dolor emocional

Apóyate en tus emociones para mejorar tus decisiones financieras

'¿Qué es el verdadero bienestar?

La foto le pertenece adri

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.