Limpieza profunda con pocos pesos

Tu hogar

Acabamos de cruzar el umbral de la mitad de este 2011 y según el conocimiento adquirido a lo largo de mi matrimonio este momento de hacer la primera limpieza profunda, intensa y reparadora en el hogar -la segunda es la que se hace poco antes de las fiestas decembrinas por aquello de querer terminar y empezar bien el año-; por lo que predigo que mi esposa no tardará mucho en cerrar la puerta bajo llave, todo un fin de semana, para que toda la familia participe en tan ardua labor.

Si tú estás planeando hacer lo mismo te invito a que esta vez seamos más amables con el ambiente, y hasta con nuestro bolsillo, y en vez de ir a comprar un arsenal de productos químicos al súper nosotros mismos preparemos nuestros productos de limpieza.

Basta con echar un vistazo en tu despensa y estoy seguro de que encontrarás algunos de los mejores (y más baratos), productos de limpieza en el planeta y sin productos químicos.

1. Limpiador de ventanas. El más famoso limpiador de vidrios, cuyo nombre empieza con 'W', está hecho a base de amoníaco que es un producto químico altamente tóxico; tan es así que en la etiqueta dice 'mantener fuera del alcance de los niños' y 'no mezclar con otros productos de limpieza', eso sin contar que no es precisamente barato. Bueno, pues yo te propongo una alternativa brillante, amable con tu mascota, tus hijos y tu cartera.

Mezcla la misma cantidad de agua caliente y de vinagre blanco en una botella rociadora reutilizables. Ahora que si tus vidrios están hechos un verdadero desastre y necesitas más efectividad, añade una o dos gotas de detergente líquido a la mezcla. Ahora limpia con tu trapo y/o periódico de siempre. Por cierto lo que sobre de vinagre lo puedes utilizar en ensaladas, a diferencia del amoniaco.

2. Limpiador multiusos. Este es un producto de limpieza básico en casa, quizá porque son fáciles de usar. Una roseada, un trapo y todo limpio, pero ¿ya leíste la etiqueta de tu limpiador?... sucede lo mismo que con el anterior… 'no se deje al alcance de los niños', etc., etc.

En este caso puedes reemplazar el agua por alguna infusión de hierbas que sean agradables para ti (menta, lavanda, romero, manzanilla). Mezcla 4 cucharadas de bicarbonato de sodio en 1 litro de agua tibia. Disuelva el bicarbonato en el agua. Aplica con esponja. Pasa tu trapo húmedo de siempre. Esto es excelente para desodorizar refrigeradores o neveras. Si tienes mugre en exceso aplica directamente bicarbonato a una esponja, talla y luego enjuaga o limpia con tu trapo.

3. Limpiador de hornos. Haz una pasta espesa mezclando 1 parte de bicarbonato de sodio a 3 partes de agua caliente. Cubre la superficie del horno con la pasta y deja reposar durante la noche. Al otro día utiliza una espátula de plástico para quitar esta pasta que habrá arrancado la suciedad del horno.

4. Limpiando la madera. Utiliza una esponja húmeda o un trapeador de microfibra (en el caso de los pisos de madera). Mezcla 1/8 de taza de jabón líquido para lavar platos con 8 tazas de vinagre blanco en 4 litros de agua tibia. Esto debe alcanzar para todo el piso, no crees.

5. Limpiador de WC. Vierte vinagre blanco alrededor de la taza del inodoro y en todos los rincones del baño donde haya mugre. Deja reposar unos minutos, y luego limpia con es tu costumbre. Para sarro acumulado podemos emplear también bicarbonato de sodio directamente.

Ahora es tu turno: ¿Cuál es tu receta secreta de limpieza?

Fuente

La foto le pertenece a Vic Lic

Círculo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.