Morosos nos cuestan a todos

Cómo salir de deudas

Cuando somos tarjetahabientes responsables, y hacemos frente a nuestras deudas de manera constante, nos llegamos a preguntar por qué a nosotros no se nos da trato preferencial como a los 'morosos'; y además de todo seguimos pagando tasas de interés muy elevadas.

La respuesta es sencilla. Mantener o elevar las tasas de interés es el mecanismo que les permite a los bancos recuperar las pérdidas que les ocasionan clientes morosos.

Que alguien no pague sus tarjetas es un problema que a nosotros parece 'no afectarnos'. La realidad es que a raíz de esta problemática los otorgadores de crédito han incrementado las tasas de interés por la incertidumbre de la cultura del no pago.

Al final son los mismos clientes puntuales los que pagan las pérdidas. Los bancos no pierden nada o en su defecto pierden el mínimo al trasladar la deuda a quienes sí pagamos.

Datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) señalan que en los últimos cinco años los clientes morosos, que dejaron de pagar sus créditos, ocasionaron un daño económico en la banca de 250 mil millones de pesos. De esta cifra, el 90 por ciento es generado por las deudas en tarjetas de crédito.

Por poner un pequeño ejemplo de qué fue lo que sucedió citaré cifras del Banco de México. Según el organismo en 2007 el ritmo de expansión de la cartera de tarjetas fue superior a 45 por ciento en términos anuales. Quiere decir que durante ese año se dio la mayor integración de nuevos clientes a la banca al darles una tarjeta o bien, ampliando las líneas a quienes ya contaban con una.

El resultado fue que durante 2008 la cartera vencida alcanzó crecimientos superiores a 50 por ciento. Este sobreendeudamiento generalizado nos dejó tres lecciones: los bancos colocaron tarjetas entre quienes ya tenían otras; las instituciones no estuvieron al pendiente de si sus clientes mantenían el mismo nivel de ingresos que cuando tomaron la tarjeta y, la última es que, al competir entre bancos decidieron ampliar las líneas de crédito.

Para frenar esta tendencia los bancos dejaron de dar tarjetas y los consumidores (algunos) aprendieron de sus errores. La recuperación de cartera en nuestro país es fuerte o por lo menos los métodos que utilizan los bancos, sin embargo el mal de las tasas de interés elevadas nos seguirá afectando a todos en tanto sigan existiendo morosos en el sistema financiero.

Fuente

Foto Walknboston

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.