Ahorra ahora, disfruta después

Vive mejor

Recién el viernes les dejé una propuesta de cómo elaborar un presupuesto para aquellos que tienen algunas deudas, pero entonces algunos otros lectores me pidieron algunos tips para presupuestar a largo plazo y bueno aquí estamos de nuevo con el tema de la planificación.

La base para planear a futuro es tener la certeza de algunos eventos como, por ejemplo, la graduación de un hijo o la entrada a la escuela de alguno de ellos y todo lo que eso implica. Todos estos acontecimientos tienen fecha y la debemos tomar en cuenta para elaborar el plan de ahorro.

Otro ejemplo es el caso de los automóviles. Aunque nos encantaría los coches no duran para toda la vida y eventualmente los debemos mandar al servicio, cambiar de llantas e incluso cambiarlo por uno nuevo. El plan podría ser ahorrar $ 500 pesos al mes (sólo es un ejemplo) durante 3 años para el enganche de un nuevo coche. Cuando llegue el momento de sustituirlo se evalúa el ahorro y de ser necesario se completa, pero el gasto ya no será tan fuerte.

De igual forma existen eventos que escapan a nuestra planeación y no tienen fecha para suceder, por decirlo de algún modo. El primero de estos es la jubilación. Aunque lo ideal es jubilarnos por edad, la realidad es que una enfermedad o accidente nos podría retirar de la jugada antes de lo previsto. En este caso lo recomendable es ahorrar alrededor del 10% de nuestros mensuales a una cuenta destinada específicamente para la jubilación.

Es indispensable que dentro del hogar exista la suficiente comunicación sobre dinero y las metas que deseamos alcanzar en conjunto, como matrimonio. Este debe ser un tema frecuente de conversación, pues gracias a ello podremos ser capaces de estar en sintonía y alcanzar nuestros planes.

Cambiar nuestra manera de pensar tan sólo un poquito también ayuda. 'Ahorra ahora y disfruta después' es mi lema. Es extremadamente común que las personas gasten todo su dinero en el momento mismo en que les llega a sus manos, sin pensar en el futuro; pero yo digo 'porqué no ahorra un poco ahora y después no preocuparnos por el futuro'.

Mediante el establecimiento de fechas límite para las cosas, podemos hacer buenas decisiones de inversión y ahorro. Se trata de que nuestro dinero trabaje para usted para alcanzar los objetivos que deseamos. Cuanto más lo hagamos, la vida se vuelve más fácil.

Fuente

La foto le pertenece a xornalcerto

Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.