Vivir del recuerdo o Síndrome de Estocolmo

Vive mejor

¿Alguna vez has escuchado del Síndrome de Estocolmo?...

Cuando una persona es retenida en contra de su voluntad y permanece aislada, contando con la compañía únicamente de sus captores, puede desarrollar una especie de afecto hacia ellos. Este sentimiento bien puede surgir de manera consciente y voluntaria por parte de la víctima (para obtener cierto control de la situación o algunos beneficios de sus captores), o bien puede ser un mecanismo inconsciente que le ayuda a negar la situación y a no sentir la amenaza y/o agresión de parte de sus captores.

Pues bien, este mismo sentimiento también puede presentarse en los empresarios. En este caso, el poder (que representa al captor) lo tiene el negocio o las estrategias que le han dado y asegurando el éxito al empresario. El empresario se encuentra 'preso', por decirlo de algún modo, de esa forma de pensar. Aún cuando los resultados ya no sean positivos, busca mantener las estrategia que le han dado buenos resultados aunque eso implique más de lo mismo.

Cuando el entorno cambia el empresario que sufre del Síndrome de Estocolmo no es capaz de darse cuenta que está atrapado por ideas o productos que si bien alguna vez fueron exitosos, ya no lo son. La principal razón es que existe un vínculo sentimental que difícilmente se atreven a romper.

No es raro que los empresarios no quieran - ni siquiera lo piensan- cambiar aquello que les ha asegurado el sustento durante mucho tiempo; sin embargo eso que hasta hoy es un buen negocio, puede ser que a futuro no lo sea.

Y tú conoces a alguien con este síndrome o lo has padecido.

Fuente

La foto le pertenece a AlishaV

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.