Seis consejos para llegar a tiempo.

Vive mejor

No hay nada peor que llegar tarde a una cita importante o que nos hagan esperar cuando tenemos prisa, sin embargo todos hemos pecado alguna vez de impuntuales. El problema viene cuando esta impuntualidad se nos va haciendo crónica a tal punto en que por más que 'lo intentemos' no conseguimos llegar a tiempo a ningún lado.

Sentir que siempre estamos corriendo es un sentimiento triste. Tener que correr, olvidando las cosas por nuestras prisas y encima de todo estar siempre de malas con la gente que nos rodea no es nada divertido.

Pero cómo hacer para que las prisas no nos ganen y el tiempo dure lo que tiene que durar. Lo primero que debemos hacer es ubicar la razón por la cual siempre llegamos tarde, entonces así podremos ver más fácilmente lo que necesitamos cambiar.

Hay muchas razones por las que solemos llegar tarde, pero algunas son particularmente comunes…

1. Duermes demasiado tarde. Muchas personas acostumbran desvelarse sin motivo justificado, viendo televisión sobre todo, y al llegar la mañana se sienten tan agotados que quieren dormir hasta el último minuto. No dormir lo suficiente y privarnos del sueño es un verdadero lastre para nuestra felicidad, pero sobre todo para la salud. Este es momento de ir a dormir temprano. Dormir lo suficiente es muy importante para que no te cueste trabajo despertar y por tanto no duermas hasta el límite del tiempo disponible para arreglarte.

2. Intentas hacer actividades hasta el último momento. Esta es una causa común de retraso. No falta quien antes de salir de su casa quiere responder a un correo electrónico más o echar una carga de ropa extra a la lavadora antes de salir. Una manera de burlar esta manía es, desde un día antes, dejar una tarea pendiente en el trabajo que sea de suma importancia hacer a primera hora, así no tendrás más remedio que irte temprano a tu destino.

3. Mide el tiempo de viaje. Parece lógica esta recomendación, pero en verdad son pocos quienes han cronometrado la distancia que recorre para llegar a su lugar de trabajo. Con reloj en mano mide, en diferentes momentos y bajo distintas circunstancias, tus trayectos cotidianos. Con la medida del tiempo eliminarás de tu vocabulario frases como 'creo que sí llego'.

4. No encuentras las cosas. ¿Eres de los que cinco minutos antes de salir de casa no encuentra las llaves, el folder, el teléfono, los lentes de sol y un largo etcétera?... para esto la única solución es asignar un lugar específico de la casa para guardar o poner tus 'artículos clave' (llaves, lentes, credencial) y ponerlas ahí en todo momento. Para las mujeres es muy práctico guardar todo en sus bolsas de mano, mientras que para los hombres puede ser una buena opción guardar todo en algún sitio que esté de camino a la puerta de salida de la casa.

5. Los integrantes de tu familia son desorganizados. Tu esposa no puede encontrar su teléfono, tu hijo no puede encontrar su libro de español y por eso llegan tarde. Si ya de por sí es difícil organizarte tú, es aún más difícil ayudar a otras personas a organizarse. Traten de establecer un lugar común para poner sus 'objetos clave'. Ayude a sus hijos a organizar sus cosas de la escuela la noche anterior, preparen el desayuno del siguiente día durante la cena, etc.

6. Odias tu destino. Aunque suene descabellado, hay quien odia tanto su destino que se las ingenia para aplazar su traslado lo más posible. Si tú no quieres ir a tu trabajo o tienes aberración por ese lugar al que tienes que ir diario lo único que necesitas es dejar atrás eso que te molesta y cambiar tu vida, ¿no crees?

Estos seis consejos son los que a mí y a mi familia nos han funcionado, pero si tú tienes alguna otra que quieras compartir con nosotros te lo agradeceríamos mucho también. Todo sea por estar siempre a tiempo.

Fuente

La foto le pertenece a juhansonin

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.