Niños verdes

Vive mejor

El fin de ciclo escolar se acerca y como cada año mi esposa, mis hijos y yo saldremos de la ciudad arelajarnos un poco y descansar de un intenso año de trabajo. Este viaje, como cada año, es pensado completamente en ellos como premio a sus buenos resultados en la escuela.

Si bien ellos son los que deciden el destino final del viaje, mi esposa y yo nos encargamos de buscar opciones entre las cuales elegir.

Este año nos pareció buena idea buscar opciones 'verdes' y aprovechar las vacaciones para que todos nos conectemos un poquito más con la naturaleza. Los niños aún no han elegido, sin embargo quise compartir con ustedes algunas alternativas que he encontrado en la red para lograr este objetivo, muchas de las cuales no requieren ni siquiera salir de la ciudad.

El principal problema de niños y adultos es que estamos fuera de contacto con la naturaleza y es muy poco el tiempo que pasamos al aire libre y cuando lo hacemos es para realizar eventos organizados como un juego de deportes. Como resultado, cuando se trata de la naturaleza, los niños tienen miedo de todo a su alrededor (insectos, lombrices, el sol y el polvo). En consecuencia los niños no saben cuidar el medio ambiente porque no se les enseña a amar la naturaleza.

Depende de nosotros los adultos fomentar un sano respeto por la naturaleza en los niños y para esto no necesitamos de grandes esfuerzos como un viaje a Yellowstone, aunque eso sería genial. Es tan fácil como ir a un parque o jugar en el patio trasero. La naturaleza incluye plantas, hongos, insectos, gusanos, no sólo los animales espectaculares como jirafas y elefantes.

Lectura de libros sobre la naturaleza es otra manera de criar a los niños que aman la naturaleza y quieren cuidar de ella. Son fáciles de encontrar y están escritas para una variedad de edades.

Después de una tormenta agarre a sus hijos y corran en lodo, escuchen en 'crash' que emiten sus zapatos o quítenselos y jueguen a dejar sus huellas sobre el barro. También es momento de buscar lombrices de tierra y examinarlas de cerca antes de devolverlas al jardín.

Quédense a dormir a la intemperie. Acampen en su jardín y escuchen los sonidos de los insectos. Inventen historias con esos sonidos. Cuenten estrellas, admiren la luna. Atrapen luciérnagas.

Conectar a tus hijos con la naturaleza no es complicado, tan sólo haz memoria un poco y recuerda lo mucho que te gustaba jugar con tierra, subir a los árboles o mojarte con la lluvia.

Ayuda a tus hijos a respetar a la naturaleza, pero nunca a tenerle miedo.

Fuente

La foto le pertenece a Forest Service - Northern Region

Artículos relacionados:


Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.