Siete pasos para la satisfacción personal

Vive mejor

Durante los últimos cinco años países como Inglaterra, Francia y hasta la propia China han realizado estudios para medir el Índice de Felicidad de sus nacionales. Esta práctica, por rara que parezca, la han recomendado los premios nobeles Amartya Sen y Joseph Stiglitz quienes consideran que darle a la felicidad la importancia que realmente tiene repercute directamente en el índice de productividad de las personas.

Los resultados de estos estudios han reflejado que en la mayoría de las personas en el mundo predomina la insatisfacción. Apenas el año pasado la Healthy Companies International público un estudio con repercusión mediatica que señalaba que sólo uno de cuatro trabajadores se sentía satisfecho en su trabajo.

Ante esta realidad muchos son los gobiernos -no es el caso de México- que empiezan a incluir en su agenda la 'sistematización de la felicidad', sin embargo considero que quizá sea el momento que nosotros mismo nos planteemos cuáles son nuestros propios índices de felicidad; pues desafortunada y extrañamente este no es un aspecto sobre e que acostumbremos reflexionar de manera estructurada.

¿Soy feliz con lo qué hago?, ¿mi trabajo me satisface por completo?, ¿me siento útil?, ¿estoy en dónde quiero estar?... responde para ti mismo estas preguntas y si tus respuestas no te satisfacen o detectas malestar para contigo mismo, te propongo una posible agenda personal que te puede ayudar a iniciar la búsqueda de una mayor satisfacción.

1. Busca algo que te apasione: Haz memoria de esas aspiraciones que tenías, de eso que un día dijiste que harías y que jamás hiciste, o bien busca lo que sí te gusta de lo que haces, las cosas en las que eres bueno y pon más empeño en ellas. Muchas veces sólo necesitamos replantearnos la forma de ver nuestra realidad.

2. Ponte objetivos. Como en todo proceso, en la búsqueda de la satisfacción personal es muy importante ponerte metas. Fijarnos objetivos a corto plazo nos ayudará a conseguirlos y a sentirnos felices una vez que los hayamos alcanzado. Estructurando bien cada objetivo que pretendas alcanzar te estarás asegurando de poner los medios necesarios para alcanzarlos y no quedarte sólo en desearlo.

3. A algo tienes que decir que 'no': Dentro de la planificación una de las partes más importantes y difíciles, a la que te habrás de enfrentar, es determinar a que renunciar. En este punto la parte económica puede ser la más compleja pues muchos proyectos pueden implicar gastos que sólo podrás enfrentar si renuncias a ciertas cosas de tu actual estilo de vida. Quizá tengas que renunciar a tiempo con tus amigos, a tu actual estilo de vida, a la compañía de ciertas personas. Priorizar no siempre es fácil, pues a veces requiere sacrificio y coraje.

4. Invierte: No sólo hablo de dinero, también me refiero a tiempo y energía. Básicamente me estoy refiriendo a la perseverancia, bien dirigida, que debes tener en cada proyecto que comiences. Un ejercicio que recomiendo realizar constantemente es recordar que no hay proyecto ni decisión 'más importante' que lo que deseas ser la mitad de tu vida.

5. Sin angustias, todo está en la actitud: Una vez una buena amiga me dijo 'si esta semana tienes 100 pesos menos para hacer la despensa, guarda silencio, no te quejes, compra alimentos más económicos y disfrútalos. Si te comienzas a quejar no tendrás energías para trabajar y recuperar esos 100 pesos'. No te pongas retos demasiado exigentes que te hagan sufrir y dedícate a los retos adecuados que te ayuden, además de alcanzar tus objetivos, a incrementar tu perseverancia.

6. Equilibrio: También para alcanzar nuestros objetivos se necesita un descanso. Los nuevos proyectos siempre vienen acompañados de rachas de estrés. El ejercicio físico, escuchar música, el cine, un poco de redes sociales… lo que se te ocurra, siempre y cuando te ayude a encontrar equilibrio emocional y poder leer con claridad las señales que te da tu entorno.

7. y finalmente Reinvéntate cada día: No permitas que tu 'plan perfecto' estropee una buena oportunidad. Así como es importante que planees lo que harás para alcanzar tus objetivos, también lo es que aceptes la existencia de un posible plan B por si las cosas no salen como esperamos. Reinventarse implica jugar con tu pensamiento, estar dispuesto a escuchar y a escucharse, tener la capacidad de entendimiento de que el azar también puede actuar de forma positiva y te puede ayudar a construir nuevos planes.

Dedicar un poco de tiempo a la consecución de nuestra satisfacción personal debería ser prioridad en nuestra vida y es que ponte a pensar que lo único que estará contigo para siempre, eres tú mismo.

FuenteLa foto le pertenece a GigoBoy

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.