Debes tú y pagamos todos

Cómo salir de deudas

Recientemente me encontré con un dato por demás interesante y preocupante. Uno de los bancos con mayor presencia en México asegura que las tarjetas de crédito de personas morosas le costaron -a la propia institución- 20 mil millones de pesos en los últimos tres años.

Es decir que al haber tenido clientes que dejaron de pagar las mensualidades de sus tarjetas de crédito, el banco tuvo que poner estos recursos para sanear su cartera.

Sucede que las instituciones financieras -en afán de recuperar parte de lo perdido- reestructuran deudas, reducen las tasas de interés de algunos clientes y/o pueden ofrecer quitar una parte de la deuda para que los morosos puedan pagar.

Desafortunadamente aún con todo y las reestructuraciones que se hacen un alto porcentaje de los clientes morosos fallan en el cumplimiento de sus pagos reprogramados. La raíz del problema es que los clientes obtienen créditos superiores a lo que realmente pueden solventar.

Aquí las cifras hablan por sí mismas. Al cierre de diciembre de 2010 el índice de morosidad del sector bancario que registra la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), fue de 5.3 por ciento.

La mayoría de nosotros podría pensar que este es un problema que no nos afecta -sobre todo si no tenemos deudas de este tipo- y que se trata de un asunto que sólo concierne a los bancos; la realidad es que a raíz de esta problemática los otorgadores de crédito se han vuelto más selectivos con sus posibles clientes, además de incrementar las tasas de interés por la incertidumbre de la cultura del no pago.

Es decir que si tú o yo debemos, todos terminamos pagando. Las deudas nos quitan la tranquilidad emocional, terminaremos irremediablemente con malas notas en los burós de crédito, pero además los bancos tienen que sanear sus pérdidas y para ello echan mano del resto de la gente con tasas de interés más altas. Mientras no disminuyan los niveles de morosidad, los bancos seguirán manteniendo tasas altas de interés (que absorbemos los que sí pagamos) para equilibrar sus finanzas.

Fuente

La foto le pertenece a Robert Scoble

Círculo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.