El reto de no acumular cosas

Tu hogar

Hace un par de semanas cuando escribí el artículo 'Diez cosas sobre el dinero que los niños deberían saber' recibí algunos comentarios de nuestros lectores que estaban de acuerdo con la idea de enseñar a los niños a darle el valor justo a las cosas y algunos otros que opinaron que si bien se trataba de un texto interesante, en la vida diaria las cosas funcionaban diferente y al final del camino todos nos dejábamos seducir por el consumismo.

En atención a ambos puntos de vista creo que es necesario hacer un pequeño viaje al pasado para entender cómo es que todos hemos padecido de 'cositis' en algún momento de nuestras vidas.

Cuando somos pequeños entender el valor de algo es una tarea difícil, y como padres explicar esto mismo se vuelve más complicado todavía.

Los niños no alcanzan a comprender por sí el valor y el lugar que damos a las cosas. Ellos se dejan llevar por el instinto y el deseo de los que es agradable para ellos. Por ejemplo, si le damos a elegir a un pequeño entre tres monedas de $2 pesos viejas y gastadas y cuatro de $1 peso nuevas, por lo general tomará las de $1 peso, simplemente porque brillan y son más.

Esto mismo ocurre con nosotros en la edad adulta. Claro que todos hemos oído o utilizado la frase de que las cosas buenas vienen en paquetes pequeños, pero en su mayor parte queremos más y mejor (y más). Una casa más grande, un coche brillante, más dinero, y los nuevos gadgets. La mayoría de las personas anhelan estas cosas sin detenerse a pensar en su valor real. No es del todo culpa nuestra.

Desde siempre los seres humanos siempre hemos valorado la cantidad. Ya se trate de almacenar comida para épocas malas o incrementar nuestra amplia colección de DVDs, los seres humanos percibimos bienestar en la acumulación de cosas. Sin embargo si nos tomamos un momento para pensar el estrés que nos ha provocado esta acumulación de cosas, quizá seamos capaces de revertir esta forma de pensar.

El Dr. Wayne Dyer, escritor de libros de autoayuda, asegura que es nuestro ego el que nos dice quiénes somos a partir de lo que tenemos. Así nos convertimos en maestros de la acumulación. Según este escritor estadunidenses 'Más' es el mantra del ego.

Los problemas económicos vienen cuando más empezamos a acumular (sin tener lo suficiente para hacerlo) y los emocionales cuando más preocupamos por nuestras posesiones.

Nos preocupamos de que puedan ser robados o perdidos. Nos preocupamos por su almacenamiento y su seguro, y su mantenimiento. Todas estas preocupaciones crean estrés en nuestras vidas. Entonces, ¿cómo hacemos para liberarnos a nosotros mismos de este estrés, y nuestras posesiones acumuladas durante los años de alimentar nuestro ego?

El Dr. Dyer recomienda algo drástico para calmar estas preocupaciones y es ¡tirar o regalar todo!, con la opción de sólo quedarte con lo que consideres tus posesiones más preciadas.

La verdad es que yo creo que tampoco hay que ser tan drásticos con esto. Claro que entiendo el beneficio psicológico de simplemente regalar cosas, pero tirar así como así algo que nos costó dinero creo que también nos causaría estrés. Por lo menos a mí sí.

Como solución yo propondría la venta de estos artículos que nos sobran en algún bazar o si están en muy buen estado probar en Mercado Libre.

Puedes utilizar estos ingresos para pagar deudas, o agregar a la cuenta de ahorros o al fondo para las vacaciones. En el caso de lo que pudieran vender nuestros hijos -en mi caso, todas las muñecas con las que mi hija Julieta ya no juega -, los ingresos pueden ser destinados para remodelar su habitación.

Lo que no vendas puedes repartirlo entre los miembros de tu familia, la beneficencia, los vecinos. Imagínate lo bien que le caería tu colección de películas (que ya no vez) a un asilo de ancianos o lo bien que le haría la colección de juegos de Xbox ,que tus hijos ya no ocupan, a un orfanato de niños.

Vamos, te reto a mirar a tu alrededor y encontrar las cosas que no utilizas y que sólo están ocupando lugar en casa y/o provocando tensión en tu vida. Te reto a una existencia mucho más simple y que ésta la compartas con tus hijos.

Fuente

La foto le pertenece a colros

Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.