Tips para hacer dinero

Haz patrimonio

El más reciente ranking de la fortuna presentado por la revista especializada Forbes, resalta que 10 mexicanos se encuentran entre los más acaudalados del mundo y para muchos la pregunta podría ser ¿cómo es que han logrado tener tanto?, ¿cómo aprendieron a hacer dinero?

Todos ellos tienen en común una cosa. Saben que ganar dinero no es lo mismo que iniciar un negocio. Saben que sin importar nuestros conocimientos si no se sabe cómo hacer dinero, nunca obtendremos mucho de nuestro negocio o una gran cantidad de autonomía.

En base a la experiencia de algunos de ellos (tomada de entrevistas en la red) y de consejos de especialistas te proponemos estos tips para hacer que tu negocio no sólo sea exitoso, sino que de verdad te reditúe ganancias.

- Entender lo que la gente realmente quiere saber y la forma en que quieren saberlo es un principio fundamental de las ventas. A la gente le importa cómo se ve lo que compra y la funcionalidad que tiene (en términos prácticos); así que un primer paso es tratar de impresionar al comprador con términos difíciles de comprender.

- La segunda lección es vender solamente aquello que a ti te gustaría o necesitarías comprar. Esto es porque solamente estando convencidos de nuestro producto o servicio, es como podremos ser convincentes con nuestros compradores y por tanto la venta será más fácil.

- Las personas están dispuestas a pagar por las cosas que funcionan bien. Esta es una máxima que no debemos olvidar nunca a la hora de ofrecer nuestros productos o servicios. No tengas miedo de poner un precio a algo bien hecho. Si tú haces algo que vale la pena y lo estás haciendo bien, mereces que te paguen bien. Cobrar por algo que te hace querer hacerlo mejor es maravilloso.

- No límites la forma de cobro y mucho menos tus servicios. A la gente le puede espantar un poco pagar grandes cantidades de dinero por un servicio o producto, pero tú tampoco tienes porque mermar tus costos. La sugerencia es encontrar la manera de que sigas vendiendo y ellos comprando. Puedes ofrecer facilidades de pago a plazos que tú dispongas y siempre con la premisa de que el bien o servicio será liberado completamente cuando el pago esté cubierto por completo.

- La diferencia entre un negocio financiado y uno que ha surgido de nuestros ahorros es que en el segundo caso tendremos la obligación de ser rentables desde el primer día y nos obligamos a pensar en hacer dinero. No hay colchón en el banco y no hay mucho en nuestros bolsillos, así que o hacemos dinero o vamos a casa sin nada. En el caso de los negocios financiados, la primer preocupación suele ser cubrir el préstamo ¡como sea! y ya después pensar en las ganancias.

- Siempre vuelve a intentar. El arte de saber hacer dinero, sin importar tu profesión u oficio, es cuestión de práctica. Si la primera vez no salen las cosas como tú quisieras, tal vez la segunda lo hagas mejor y luego, con el tiempo, y después de mucha práctica, los objetivos se comenzarán a cumplir.

Fuente

La foto le pertenece a greggoconnell

Círculo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.