Salir de la crisis… personal

Cómo salir de deudas

Es clásico que en la sobremesa de las comidas familiares o con amigos, irremediablemente surge el tema de la 'crisis económica que azota este país' y entonces todos opinamos de lo que nuestros gobernantes 'deberían hacer' para solucionar y mejorar la salud de nuestras finanzas.

Hasta aquí todo muy bien. Es importantísimo que estemos al tanto de nuestro entorno macroeconómico; el problema es que somos pocos los que ponemos la misma cantidad de atención a las finanzas personales y no nos centramos en las cosas que sí podemos cambiar, por preocuparnos por las cosas que no podemos (o al menos no directamente).

Conozco a más de una persona que tiene deudas en todas sus tarjetas de crédito, que aún así sigue gastando lo que ya sabe que no podrá pagar, pero que prefiere ignorar antes que cancelar alguno de sus plásticos.

Tengo amigos que cada quincena ven pasar de largo su cheque porque tienen que cubrir los 'mínimos' de sus deudas, pero antes de que llegue su siguiente pago hacen uso (otra vez) de las tarjetas de crédito para cubrir gastos elementales como comida y transporte.

Yo mismo, no fui la excepción. Hubo una época en que mi familia y yo debíamos tanto, que nos convertimos en maestros del ahorro. Cancelamos cable, no tomamos vacaciones, dejamos de comer en la calle, las visitas al cine y la ropa nueva se terminaron; pero fue justo esa época la que nos enseñó a vivir y gastar de manera inteligente.

Mi esposa y yo decidimos y trabajamos fuertemente para liquidar todas las deudas; y aunque pasaron un par de años para lograrlo, con el término de ellas también llegaron a su fin las mañanas de abrir los ojos y pensar en todo lo que debíamos (tarjetas, coche, hipoteca, colegiaturas) más los gastos que teníamos que cubrir forzosamente (comida, transporte, servicios).

Así que si tú estás leyendo esto y eres de los que tiene más de una solución para la crisis de nuestro país, pero tus finanzas personales son un desastre, te invito a que salgas de ese estado y no esperas a que las deudas te quiten el sueño.

Cuando logres llevar una vida sin deudas y con un mínimo de ahorro verás que la crisis del país no te parecerá tan grave como ahora, porque si bien no está en nuestras manos el futuro de la economía nacional, sí tenemos el poder para sobrellevar de la mejor manera una época complicada.

Si nuestro hogar está un libre de deudas podremos hacer mejor frente a una crisis; de lo contrario imagínate sin trabajo, con deudas de tarjetas de crédito, el pago de una hipoteca y sin ahorros.

Caso contrario; sin deudas y con algo de dinero en el banco (para emergencias) siempre podremos poner comida en la mesa y seguir nuestra vida de manera normal, aún cuando no haya trabajo.

Fuente

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.