No a la usura, sí al microfinanciamiento

Haz patrimonio

La crisis financiera de 2007 pasará a la historia como uno de los peores momentos en la historia del financiamiento; sin embargo este período ha tenido algunos efectos positivos dentro del mercado. Surgió un cambio cultural en las finanzas.

Las clases inferiores estaban excluidas totalmente a la bancarización, puesto que estas personas no tenían garantías tangibles para solicitar préstamos, pero contaban con ideas y crearon microempresas que con el tiempo fracasaban por la incapacidad que tenían de obtener recursos.

Los prestatarios comenzaron a navegar en un entorno hostil y de incertidumbre para otorgar créditos. Bancos y otras instituciones otorgadoras de crédito tuvieron una repentina conciencia sobre los riesgos que su actividad conllevaba, reduciendo el número de préstamos y/o elevando el grado de dificultad para conseguirlos.

Es entonces cuando surgieron 'alternativas' que no exigían casi nada a cambio de grandes cantidades de dinero, que a larga terminaron siendo la tumba para muchos negocios.

Prestamistas usureros manejaban tasas de interés muy altas y condiciones desfavorables para el deudor. Fueron muchos los empresarios que vieron esfumarse su capital frente a sus ojos, mientras pagaban sus deudas.

Es entonces cuando nacen los microcréditos con la idea de lograr que microempresarios que no tenían acceso al crédito tradicional pudieran obtener recursos de otra manera.

Hoy día las microfinanzas son muy eficientes y rentables, en tanto se evitan riesgos desde el principio. El mejor ejemplo del éxito que tiene este tipo de financiamiento es el banco de los pobres de Muhammad Yunus.

Las microfinanzas en su forma moderna es en realidad una especie de 'manual de buenas prácticas', tanto para los prestatarios y los prestamistas. Esta forma de préstamos es todo práctico, basado en parámetros realistas y benéficos para ambas partes.

Fuente

La foto le pertenece a Maestro_AU

Círculo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.