Productos de limpieza con los que ahorras y proteges el planeta

Tu hogar

La ecología definitivamente no tiene porque estar peleada con nuestro bolsillo y si bien es cierto que en ocasiones los productos ecológicos no son tan baratos, nadie ha dicho que nosotros no podamos fabricar nuestros propios productos; beneficiando al medioambiente y a nuestra economía doméstica.

Con la introducción al mercado de multitud de productos químicos para la limpieza del hogar, la mayoría de nosotros dimos por olvidadas la aplicación de antiguas técnicas de limpieza que han funcionado por años, que no contaminaban y que definitivamente son más económicas que comprar un artículo de limpieza para cada parte de la casa: pisos y azulejos, ventanas y vidrios, estufas, alfombras, baños, etc, etc, etc.

La base de la limpieza al natural es utilizar productos no abrasivos y no contaminantes como el bicarbonato, que combinado con un poco de sal y chorrito de agua sirve para limpiar estufas y refrigeradores; no raya el acero inoxidable, es muy útil para absorber la grasa de las sartenes y destapar cañerías tapadas por exceso de mugre, entre otras cualidades,

El vinagre y el alcohol que venden en las farmacias son la mejor alternativa de productos antibacterianos; así que un chorrito de alguno de estos dos productos en tu trapo de sacudir y le podrás decir adiós a las bacterias y el polvo que se acumula en los muebles. El alcohol sobretodo es muy recomendable para limpiar pisos en hogares donde hay niños, personas con asma o animales de compañía.

El jugo de limón con un poco de agua es el mejor aliado si de limpiar vidrios se trata. O bien puedes mezclar una taza de agua, una taza de alcohol de farmacia y una cucharada sopera de vinagre, todo en una botella con atomizador y estará listo un limpiavidrios efectivo, cero contaminante y a un muy buen precio.

La Revista del Consumidor de la Profeco cuenta con una gran cantidad de estas recetas que van desde cremas de uso personal, jabones, desodorantes, insecticidas y hasta suavizante de telas.; los cuales puedes fabricar con productos que quizá ya tengas en casa o en los que no tengas que invertir grandes cantidades de dinero.

Menos contaminación y más ahorro no es una mala combinación. Prueba esta manera de limpiar y si tienes una nueva receta compártela con nosotros.

Fuente

La foto le pertenece a Halvard

Círculo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.