Los motivos de una decisión

Vive mejor

Seguro te ha pasado que vas al súper a comprar la despensa de la semana y terminas

recorriendo todos los pasillos de la tienda, con el carrito lleno de cosas que no venían en

tu lista.

Gusto, capricho o verdadera necesidad, qué es lo que nos motiva a comprar. Cuáles son

nuestras razones.

Navegando en la red encontré estas tres motivaciones que, según algunos

expertos, son las que mueven nuestros deseos de compra.

Según un estudio reciente sobre los comportamientos del consumidor, las personas

cuyo primer apellido comienza con una letra cercana al final del alfabeto (W, X, Y, Z)

reacciona más rápidamente a la oportunidad de comprar algo que aquellas cuya inicial

está cerca de la A.

Tal estudio plantea la hipótesis de que este comportamiento puede ser una reacción a

la forma en que la que ordenan nuestro mundo durante nuestra infancia, en la que nos

formaban y sentaban en los salones de clases por orden alfabético y los niños cuyos

apellidos empiezan con Z, por poner un ejemplo, están siempre al final de la fila,

mientras los A siempre son los primeros.

Investigadores de las facultades de gestión empresarial de las universidades

estadounidenses de Georgetown y Nashville consideran que los consumidores que

de niños fueron los últimos del alfabeto, ahora quieren asegurarse de que serán

los primeros en la fila; mientras que los consumidores cuyos apellidos se ubican a

principios del alfabeto están tan acostumbrados a ser los primeros que no les interesan

demasiado las oportunidades individuales, y comprarán 'más tarde'.

En el caso específico de objetos que tienen que ver con seguridad personal como las

bolsas de aire para auto, detectores de humo y vacunas; las emociones nos pueden

poner 'trampas' por llamarlas de algún modo. En este caso un estudio realizado por

investigadores de la Universidad de Texas en Austin y la Universidad de Northwestern

concluyó que las personas solemos sentirnos traicionados cuando aprendemos sobre los

riesgos asociados a los productos de seguridad.

En un ejercicio en el que las personas tenían que decidir entre dos coches con bolsas

de aire diferentes. El primero de ellos estaba equipado con una bolsa de aire con menos

probabilidades de salvar una vida en un accidente, mientras que el otro tenía más

probabilidades de salvar una vida, pero también una pequeña posibilidad de causar la

muerte debido a la fuerza necesaria para implementarlo. El resultado: la mayoría de los

participantes prefirió el primer auto y no correr el riesgo de la segunda.

La tercera motivación está relacionada directamente con el estrés, sobre todo para

los que vivimos en grandes ciudades en las que las distancias son eternas y el tiempo

insuficiente. Después de un duro día de trabajo siempre optaremos por la opción que

nos facilite la vida o que nos exija un menor esfuerzo.

Cuando la gente está cansada se vuelve menos exigente. Esto significa que si después

de un largo día de trabajo, tenemos que escoger entre ir a nuestro restaurante favorito

al otro lado de la ciudad y uno que no nos gusta tanto, pero a diez minutos de la casa,

optaremos por la segunda opción.

Básicamente todo se reduce al hecho de que cuando ya estamos sin energía, tomamos

decisiones que de alguna manera no se va a requerir aún más hazañas de fuerza.

Y a ti qué te mueve a la hora de comprar. Comparte con nosotros tu opinión.

La foto el pertenece a simminch

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.