Cómo ser la solución y no parte del problema

Vive mejor

Hay personas que tienen una habilidad innata para resolver problemas. Su mente práctica, lógica y envuelta en una adecuada inteligencia emocional, les ayuda a salir adelante sin complicaciones, aun frente a retos importantes.

Hay otro tipo de personas, que como yo, necesitamos aprender a resolverlos. La mayor parte de los problemas se convierten en tales nuestra postura ante el mismo. A veces vemos problemas en donde hay oportunidades. Pero al verlos como problemas, tratamos de eliminarlos, en lugar de aprovecharlos. Otras veces simplemente el problema nos carga de emoción negativa y no tenemos la capacidad para pensar en el cómo resolverlo.

Ver los problemas de este modo nos lleva a ser parte del ellos, pues no estamos haciendo lo necesario para resolverlos y esto es especialmente complicado en el trabajo. Así que te recomendamos dejar a un lado las emociones y concéntrate para encontrar que es lo que puedes hacer para resolver tus problemas, aquí te damos unos breves consejos que pueden ayudarte a reflexionar:

A veces…

1. Pretendemos solucionar el problema antes de reunir todos los datos necesarios.

2. Nos concentramos en resolverlo, sin pensar en su relación con el objetivo fundamental de la organización.

3. Trabajamos sin asignar prioridad; otras cosas pueden requerir de atención inmediata.

4. Tratamos de evitarlo, porque sabemos que es algo desagradable

5. Trabajamos personalmente en el problema cuando podría delegarse a un subordinado.

Y la más importante de todas

6. Permitirse una complicación emocional en el problema para controlar el resultado.

La duplicación de funciones, dejar las cosas inconclusas o ser demasiado obsesivos con los detalles en tareas sencillas son también algunas trampas en las que solemos caer y que representan pérdidas de tiempo valioso para alcanzar nuestros objetivos.

Fuente

La foto le pertenece a anavb

Círculo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.