¿Y, cómo van los Cetes directos?

Haz patrimonio

Desde la creación de del instrumento de inversión más seguro y rentable del mercado, los Certificados de la Tesorería (Cetes), en 1975, estos estuvieron restringidos sólo para los grandes inversionistas; sin embargo el año pasado se inició la democratización. Cualquier persona puede comprar si así lo desea.

Se tuvieron que hacer cambios al marco regulatorio para que cualquier persona pudiera invertir en estos instrumentos con montos desde 100 pesos. De acuerdo con cifras oficiales de la Secretaría de Hacienda, a un año de distancia de que fuera lanzado el programa Cetes Directo, 7,000 personas han abierto contratos.

A partir de la puesta en marcha de este programa, el 26 de noviembre del 2010 y hasta el 23 de noviembre del 2011, el portal de cetesdirecto recibió más de 3 millones 750,000 visitas y ya tiene registrados a más de 36,360 usuarios.

Esto te lo cuento para que puedas tomar una mejor decisión, por si estás pensando en invertir en Cetes. ¿Pero, qué son los Cetes?

Los Certificados de la Tesorería son títulos de crédito al portador emitidos por el gobierno federal en el mercado de dinero, con un plazo máximo de un año, para fines de control del circulante y financiamiento del gasto público.

Cuando una persona adquiere un Cete le está prestando dinero al gobierno para que pueda pagar sus compromisos y, a cambio, el inversionista recibe una ganancia o interés.

Esta es una excelente forma de ahorrar tu dinero para el futuro, así que bien podrías empezar a evaluar la alternativa.

Fuente

La foto le pertenece a onnoth

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.