De dónde viene y dónde va tu dinero

Vive mejor

Pasar por malos momentos financieros y/o emergencias familiares que nos orillen a pedir prestado es natural, por lo tanto debemos estar preparados para ello.

De igual forma es común que deseemos ahorrar de manera fácil, pero debemos agudizar nuestros sentidos para no caer en manos de usureros o en instituciones financieras que nos pueden dejar sin camisa a la hora de pagar o querer retirar nuestra inversión.

Lo primero que debes considerar antes de ir a pedir prestado es el tamaño de la empresa a la que le vas a pedir, el giro bajo el cual está registrada, los plazos en los que habrás de pagar, el destino de los recursos, si te piden algún aval, la tasa de interés, entre otros.

Asegúrate de que esté debidamente dada de alta en nuestro país, para que en caso de que algo salga mal puedas acudir a autoridades mexicanas a reclamar tus derechos.

No caigas en tentaciones, pues cualquier empresa que te ofrezca mucho dinero a cambio de prácticamente nada es porque seguramente te cobrará una tasa de interés muy alta. Primero investiga.

Recuerda que sólo los bancos y las entidades de ahorro y crédito popular autorizados por las autoridades correspondientes pueden captar el ahorro y a la vez pueden otorgar créditos.

Consulta que el tipo de crédito que llegues a contratar esté dentro del sistema financiero formal, así que descarta empresas que reparten volantes en cualquier esquina. Sin importar lo poco o mucho que desees invertir o pedir prestado, siempre podrás sujeto a fraude.

Mantente alerta, pues existen personas o empresas que sólo se encargan de captar dinero sin importar que sean sólo mil pesos. Aunque la persona que te invite a invertir sea cercana a ti o a un familiar, podría estar implicada en el fraude o ser víctima del mismo, así que antes averigua.

Desconfía si te ofrecen no retenerte impuestos por los intereses ganados en alguna inversión, o participar en algún sorteo por aportar dinero. No confíes sólo porque te lleven a conocer sus instalaciones, por lo general, suelen ser arrendadas y de reciente apertura.

No confíes sólo porque cumplen las primeras solicitudes de retiro de ahorro con eficiencia y puntualidad; muchas veces su intención es generar confianza para que el fraude sea posteriormente mayor.

Toda la información que necesites comprobar lo puedes hacer en Profeco, Condusef y en la CNBV (Comisión Nacional Bancaria y de Valores).

Fuente

La foto le pertenece a portaldelsureste

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.