Errores financieros que tus hijos no deberían repetir

Vive mejor

Deudas, estados de cuenta eternos, compras absurdas, preocupaciones financieras, estrés…

Estoy seguro de que estas son algunas de las tantas cosas que no te gustaría que tus hijos aprendieran de ti y me alegro por ello; pero para asegurarte de que verdaderamente no cometan los mismos errores que a ti te han costado intereses mensuales, te aconsejo que los empieces a entrenar.

Enseña a tus hijos a hacerse esta sencilla pregunta antes de comprar: ¿Lo necesito o sólo lo quiero?

Es bueno que aprendan a separar estas dos ideas desde muy pequeños. Claro que al principio te vas sorprender de lo poco que ellos saben sobre lo que significa 'necesidad' y cuántas son las cosas que simplemente 'quiere'.

Se paciente con ellos y trata de explicarles que no siempre vale la pena gastar todos nuestros ahorros en un objeto que una vez que compremos seguramente terminará en un cajón.

Enséñales a tener iniciativa empresarial. Independientemente de que tengas planeado darles una carrera, siempre será mejor que ellos crezcan con la idea de emprender su propio negocio y no ser solamente un empleado.

No los detengas, permite que se atrevan a experimentar sus propias ideas. Que vendan dulces, paseen los perros de los vecinos, laven coches, etc. Estos son los pequeños negocios que a ellos se les pueden ocurrir y motivarlos es la mejor forma de que en la edad adulta se atrevan a procurarse más y mejores oportunidades.

Tu experiencia seguramente te ha enseñado que el dinero no se da en los árboles, así que entre más temprano comiencen a sembrar (ahorrar), mayores serán los frutos que puedan recoger (intereses, beneficios).

Todos queremos transmitir un buen legado a nuestros hijos, pero es importante comenzar desde ahora que tienen 4… 5… 6 años y no esperar hasta el día de su graduación de la universidad.

Fuente

La foto le pertenece a Muffet

Círculo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.