Consejos para proteger tu identidad de fraudes

Vive mejor

Seguramente alguna vez se te ha acercado alguien ofreciéndote una tarjeta de crédito y si has aceptado, entonces has tenido que llenar formularios con algunos datos personales, tiempo después empiezas a recibir correos o información financiera extraña.

Si esto te suena familiar, es el momento de que pienses dos veces antes de volver a dar tus datos con tanta facilidad pues esta información podría ser utilizada con fines fraudulentos y afectar tu patrimonio.

El robo de identidad es una modalidad de fraude, en el cual delincuentes utilizan los datos de los titulares de cuentas o créditos como: nombres, fechas de nacimiento, dirección postal, números de cuentas bancarias, así como de tarjetas de crédito o débito, usuarios y contraseñas.

Esta información se utiliza sin el consentimiento de usuario original, o sea tú y te pueden adjudicar cargos, compras y/o deudas que evidentemente no realizaste.

Antes de proporcionar cualquier tipo de datos debes corroborar de que la institución financiera especifique en sus formularios y/o contratos especifiquen bien para qué habrán de utilizar dicha información.

Como titular debes leer el contenido de todo lo que firmes.

Las recomendaciones básicas son para asegúrate de que se haga uso adecuado de tu información son:

Si llevas años compartiendo tu información con las instituciones, ratifica tus datos y actualiza los permisos acerca del uso de tu información.

Siempre mantente alerta de los correos electrónicos que recibas, ya que algunas veces podrás recibir correos de 'tu banco' pidiendo que confirmes algunos datos tuyos a través de un link (a este fraude se le conoce como pishing). En la realidad ningún banco hace este tipo de cosas, así que ve personalmente a tu institución financiera y asegúrate de que lo que te están pidiendo sea real.

En el caso del fraude conocido como pharming, los usuarios reciben es un correo en el cual 'importantes empresas' de países lejanos te invitan a invertir en su empresa.

Todos los contratos que firmes deben incluir un 'aviso de privacidad' que debe contener la siguiente información: Nombre de quien recopila los datos, cuáles datos recopila, con qué objetivo los recopila, cómo limitar su uso o divulgación, así como la forma de revocar su uso, cómo el titular puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, corrección y oposición, la aceptación o negativa para autorizar la transferencia de datos a terceros.

Finalmente siempre revisa las cláusulas de los contratos financieros y comerciales, lee los avisos de privacidad que aparecen al realizar alguna transacción electrónica y verificar las certificaciones del comercio electrónico -sellos de confianza- que tienen las páginas web.

Fuente

La foto le pertenece a kalavinka

Más información

Recomendaciones para evitar el robo de identidad

Revisa si tu cuenta está en riesgo por hackers

¿Será más difícil cuidar nuestra identidad en el futuro?

Encuesta demuestra que la gente no se protege  contra robo de identidad

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.